Revista esclerosisRevista Española de esclerosis múltiple

Actualidad médica

The utility of multimodal evoked potentials in multiple sclerosis prognostication

Ramanathan S, Lenton K, Burke T, Gomes L, Storchenegger K, Yiannikas C, Vucic S.
Journal of Clinical Neuroscience 2013 November;20(11):1576-81.

Los potenciales evocados patológicos se han asociado con la discapacidad en la EM, pero su valor pronóstico aún no está claro. En este estudio se evalúa la utilidad de los potenciales evocados multimodales como biomarcador pronóstico de discapacidad en una cohorte heterogénea de pacientes con EM. Se realizan potenciales evocados visuales, auditivos de tronco y somatosensoriales de nervio mediano y tibial basalmente a 63 pacientes con EM (53 EMRR y 10 con EMSP) que se siguieron durante dos años. Se calculó una puntuación combinada de los potenciales evocados según el número de test anormales, y se correlacionó con la EDSS basal y en el seguimiento. Se encontró una correlación significativa entre la puntuación total y la EDSS basal (r=0.65; p<0.001) y en el seguimiento (r=0.57; p<0.01). En contraste, la repercusión de la enfermedad en sustancia blanca medida como carga lesional en T2 presentaba una correlación débil con la EDSS (r=0.28; p<0.05). Como conclusión, estos hallazgos sugieren que la anormalidad en los potenciales, cuantificada mediante la puntuación combinada resulta un biomarcador útil para pronosticar la discapacidad clínica en la EM, y puede ayudar en la cuantificación de la severidad de la enfermedad en la EM y en la toma de decisiones terapéuticas.

Relevance of spinal cord abnormalities to clinical disability in multiple sclerosis: MR imaging findings in a large cohort of patients

Lukas C, Sombekke MH, Bellenberg B, Hahn HK, Popescu V, Bendfeldt K, Radue EW, Gass A, Borgwardt SJ, Kappos L, Naegelin Y, Knol DL, Polman CH, Geurts JJ, Barkhof F, Vrenken H.
Radiology 2013 November;269(2):542-52.

El objetivo del estudio es determinar de qué manera la atrofia de la médula espinal difiere entre los distintos subtipos de EM y ofrece información mas allá de la proporcionada por otros marcadores de RM. Se mide mediante RM el área transversal de la médula cervical, la carga lesional cerebral y medular y la atrofia cerebral en 440 pacientes con EM (311 EMRR, 92 EMSP y 37 EMPP) de dos centros. La discapacidad se evaluó mediante la EDSS, el “Timed 25-foot walk test” (TWT) y el “Nine-hole Peg Test” (NPT). El área transversal de la médula cervical en los pacientes con EMSP y EMPP fue significativamente menor (p<0.001) que en los pacientes con EMRR, correlacionándose de forma inversa con la EDSS, el TWT y el NPT (Spearman p Test ≤ -0.29; p<0.001 para todas las comparaciones). El área transversal de la médula cervical, el número de lesiones hipointensas cerebrales en T1, la presencia de anormalidades difusas y el número de segmentos afectos en la médula espinal resultaron factores que explicaron de forma significativa la discapacidad clínica (R=0.564). El área transversal de la médula espinal y el número de lesiones cerebrales hipointensas en T1 fueron los parámetros de imagen que explicaron de forma más intensa la discapacidad medida mediante la EDSS. Las anormalidades en la médula espinal tienen un importante efecto sobre la discapacidad clínica en la EM. El área transversal de la médula espinal cervical medida mediante RM es el parámetro medular más significativo en relación con la discapacidad.

Brain atrophy and lesion load predict long term disability in multiple sclerosis

Popescu V, Agosta F, Hulst HE, Sluimer IC, Knol DL, Sormani MP, Enzinger C, Ropele S, Alonso J, Sastre-Garriga J, Rovira A, Montalban X, Bodini B, Ciccarelli O, Khaleeli Z, Chard DT, Matthews L, Palace J, Giorgio A, De Stefano N, Eisele P, Gass A, Polman CH, Uitdehaag BM, Messina MJ, Comi G, Filippi M, Barkhof F, Vrenken H.
Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry 2013 October;84(10):1082-91.

En este estudio se incluyen 261 pacientes de ocho centros de forma retrospectiva, con imágenes de RM basales y tras 1-2 años, y evaluación mediante EDSS basalmente y tras 10 años de evolución de la enfermedad. Se calcularon la atrofia cerebral global anualizada, la tasa de atrofia cerebral central y el volumen de lesiones en T2. Los pacientes se clasificaron según el diagnóstico basal como EM primaria progresiva (n=77), síndromes clínicos aislados (n=18), EM recurrente-remitente (n=97) y EM secundaria progresiva (n=69). Los pacientes con formas en brotes se clasificaron como: con discapacidad mínima (EDSS=0-3.5, n=11) o con discapacidad moderada (EDSS=4-6, n=55) de acuerdo con su discapacidad al inicio. Se realizó un análisis de regresión lineal para determinar de qué manera la atrofia central y cerebral, los volúmenes lesionales basales y en el seguimiento y la variación en el volumen lesional predecían la EDSS tras diez años. En el grupo completo de pacientes, la atrofia cerebral global y central predice la EDSS a los 10 años tras corregir por la EDSS basal y el tratamiento modificador. El modelo combinado con la atrofia central y el cambio en el volumen lesional predice la EDSS a los 10 años en el grupo completo (r=0.74) y en el grupo con brotes (r=0.72). Por subgrupos, la atrofia central resultó predictiva en el grupo de pacientes con discapacidad mínima (r=0.68), los volúmenes lesionales en los pacientes con discapacidad moderada (r=0.21) y la atrofia cerebral global en los pacientes con EMPP (r=0.34). Este estudio multicéntrico incide en la capacidad complementaria de la atrofia y los volúmenes lesionales para predecir la discapacidad a largo plazo en la EM.

The retinal nerve fiber layer of patients with neuromyelitis optica and chronic relapsing optic neuritis is more severely damaged tan patients with multiple sclerosis

Bichuetti DB, de Camargo AS, Falcão AB, Gonçalves FF, Tavares IM, de Oliveira EM.
Journal of Neuroophthalmology 2013 September;33(3):220-4.

En este trabajo se emplea la tomografía de coherencia óptica para comparar el espesor de la capa de fibras de la retina en los ojos de pacientes con EM recurrente-remitente, neuromielitis óptica y neuropatía óptica inflamatoria recurrente crónica (CRION). Se evaluaron 62 pacientes en un estudio transversal, un total de 124 ojos (96 EMRR, 18 NMO y 10 CRION). La frecuencia de neuritis óptica en cada patología fue de 34% en la EMRR, 84% en la NMO y del 100% en CRION. La agudeza visual y el adelgazamiento de la capa de fibras de la retina fueron significativamente peores en los pacientes con NMO y CRION que en los EMRR, sin diferencias entre NMO y CRION. Un espesor de la capa de fibras de la retina de 41 μm fue especifica en un 100% de una neuritis óptica asociada a NMO o CRION. Este estudio establece valores de la capa de fibras de la retina que permiten diferenciar entre EMRR y NMO o CRION. Aunque las similitudes encontradas entre estas dos últimas patologías hacen pensar que se trata de desórdenes del mismo espectro, es importante diferenciarlas en la práctica clínica.

Contribution of cortical and white matter lesions to cognitive impairment in multiple sclerosis

Papadopoulou A, Müller-Lenke N, Naegelin Y, Kalt G, Bendfeldt K, Kuster P, Stoecklin M, Gass A, Sprenger T, Radue EW, Kappos L, Penner IK.
Multiple Sclerosis 2013 September;19(10):1290-6.

El objetivo de este trabajo es investigar la contribución de las lesiones corticales y de sustancia blanca al deterioro cognitivo en 91 pacientes con EM y CIS, así como la relación de las lesiones con la fatiga y la depresión. Las lesiones en RM fueron evaluadas mediante secuencias 3D de doble inversión de recuperación clasificándolas según su localización, y valorando también en RM el volumen de sustancia gris normalizado. El desempeño cognitivo se evaluó mediante el “Simbol Digit Modalities Test” y el “Pacet Auditory Serial Addition Test 3s”, la fatiga con la “Fatigue Scale for Motor and Cognitive Functions” y la depresión mediante la versión alemana del “Center for Epidemiologic Studies Depression Scale”. El volumen de lesiones corticales no se correlacionó con la fatiga o la depresión, pero sí significativamente con las medidas de evaluación neuropsicológica: PASAT-3 (r=-0.275; p=0.009), SDMT (r=-0.377; p<0.001). Sin embargo, tras un análisis multivariable con la edad, el volumen de lesiones de sustancia blanca y lesiones de sustancia gris y el volumen de sustancia gris como variables independientes no se encuentra que el volumen de lesiones en sustancia gris sea un predictor significativo del desempeño cognitivo. En cambio, el volumen de lesiones en sustancia blanca predijo de forma significativa los resultados en SDMT y mostraba una tendencia no significativa respecto al PASAT. Estos hallazgos sugieren un papel de las lesiones de sustancia blanca en el desarrollo de déficits cognitivos, especialmente en velocidad de procesamiento de la información, mayor del que previamente se había considerado.

Thalamic atrophy Is associated with development of clinically definite multiple sclerosis

Zivadinov R, Havrdová E, Bergsland N, Tyblova M, Hagemeier J, Seidl Z, Dwyer MG, Vaneckova M, Krasensky J, Carl E, Kalincik T, Horáková D.
Radiology 2013 September;268(3):831-41.

Este trabajo pretende analizar la asociación entre el desarrollo de atrofia talámica y cortical con la conversión a EM clínicamente definida en pacientes con Síndrome Clínico Aislado (CIS). Se realizó un estudio prospectivo en 216 pacientes con CIS, que se trataron con 30 μg de interferón Beta-1a IM una vez a la semana. Se les realizó RM basal, a los seis meses, el año y los dos años. Se evaluaron dentro de los cuatro meses iniciales, tenían dos o más lesiones cerebrales en RM, y dos o más bandas oligoclonales en el líquido cefalorraquídeo. Las medidas de RM de progresión incluían número y volumen acumulado de lesiones captantes nuevas y con mayor tamaño, y cambios en volumen cerebral total y volumen de sustancia gris global y regional. Tras dos años, 92 de 216 pacientes (42,6%) convirtieron a EM clínicamente definida; 22 (56,5%) cumplían criterios de McDonald 2005 y 153 (70,8%) criterios de McDonald 2010 para diseminación en tiempo y espacio en RM. El tiempo medio hasta el primer brote fue de 3.1 meses, y la tasa media anual de brotes fue de 0.46. El aumento del volumen del ventrículo lateral (p=0.005), del acúmulo de lesiones captantes (p=0.007), de lesiones nuevas en T2 (p=0.009) y de lesiones con aumento de tamaño en T2 (p=0.01), así como la disminución del volumen talámico (p=0.009) y cerebral total (p=0.019), se asociaron con el desarrollo de EM clínicamente definida. En el análisis de regresión multivariable, la disminución en el volumen talámico y el aumento en el volumen del ventrículo lateral (p=0.009) fueron las variables de RN asociadas con el desarrollo de EM. La medición de la atrofia talámica y del aumento en la talla ventricular en los pacientes con CIS se asocia con el desarrollo de EM clínicamente definida y podrían ser empleadas junto con la aparición de lesiones con captación y nuevas en T2.

Sodium accumulation is associated with disability and a progressive course in multiple sclerosis

Paling D, Solanky BS, Riemer F, Tozer D, Wheeler-Kingshott C, Kapoor R, Golay X, Miller
DH. Brain 2013 July;136(Pt 7):2305-17

La pérdida neuroaxonal es fundamental en la discapacidad irreversible en la EM, pero su causa aún no está clara. En la EM puede existir acúmulo de sodio intracelular debido a disfunción metabólica neuroaxonal, y elevación extracelular por aumento del espacio debido a pérdida neuroaxonal. Las imágenes de resonancia magnética con determinacion de sodio pueden medir la concentración cerebral total de sodio, e investigar la disfunción y pérdida neuroaxonal en vivo. Esta técnica se ha ensayado en pequeñas cohortes de pacientes con EMRR, pero no en pacientes con curso progresivo e importante discapacidad. En este trabajo se realiza esta técnica en 27 controles sanos, 27 pacientes con EMRR, 23 con EMSP y 20 con EMPP. La concentración de sodio cortical fue significativamente mayor en todos los subgrupos comparado con los controles, y las concentraciones de sodio en la sustancia gris profunda y la sustancia blanca de aspecto normal (SBAN) fueron más elevadas en las formas progresivas comparadas con la RR. La concentración de sodio fue mayor en la SP respecto a la RR en la sustancia gris cortical (41.3±4.2 mM vs 38.5±2.8 mM; p=0.008), SBAN (36.1±3.5 mM vs 33.6±2.5 mM; p=0.018) y sustancia gris profunda (38.1±3.1 mM vs 35.7±2.5 mM; p=0.02). Aparecieron concentraciones mayores de sodio en las lesiones isointensas (44.6±7.2 mM) e hipointensas (46.8±8.3) en T1, comparados con la SBAN (34.9±3.3 mM; p<0.001 para ambas comparaciones). las concentraciones de sodio en las lesiones hipointensas en T1 fueron mayores en las formas SP (49.0±7.0 mM) y PP (49.3±8.0 mM) al comparar con las RR (43.0±8.5 mM; p=0.029 para ambas comparaciones). Se observó una asociación independiente entre la concentración de sodio de la sustancia gris profunda con la puntuación en la EDSS (coeficiente = 0.24; p=0.003) y el timed 25 ft walk speed (coeficiente = 0.24; p=0.01); también entre la concentración de sodio en las lesiones T1 con el Z-score del nine hole peg test (coeficiente = -0.12; p<0.001) y el paced auditory serial addition test (coeficiente = -0.081; p<0.001). La concentración de sodio está aumentada dentro de las lesiones, en la SBAN y la sustancia gris profunda y cortical en la EM, con mayores concentraciones en las formas SP y en los pacientes con mayor discapacidad. El aumento total de sodio probablemente refleja la fisiopatología neuroaxonal que conduce a la progresión clínica y el aumento de la discapacidad.

Tract-specific white matter correlates of fatigue and cognitive impairment in benign multiple sclerosis

Bester M, Lazar M, Petracca M, Babb JS, Herbert J, Grossman RI, Inglese M
Journal of Neurological Sciences 2013 July 15;330 (1-2):61-6.

Aunque la EM benigna se define tradicionalmente como la presencia de décadas de escasa afectación motora tras el inicio de la enfermedad, la fatiga y el déficit cognitivo son muy comunes. En este trabajo se analiza la asociación entre el daño microestructural en el tracto talámico anterior (TTA) y el cuerpo calloso (CC) medido mediante tractografía por imagen de tensor de difusión (DTI) y la fatiga y el déficit cognitivo. Se recogieron DTI de 26 pacientes con EM benigna y 24 controles pareados por edad y sexo. Los índices de fatiga global y mental se encontraron significativamente afectados en los pacientes respecto a los controles (p≤0.05 para ambos) y el 38% de los pacientes presentaban déficit cognitivo. La difusividad media del TTA y el CC fue significativamente mayor y la anisotropía fraccional menor en los pacientes respecto a los controles (p<0.001 para todas las medidas. La fatiga se asoció con una difusividad media aumentada (p=0.01) del TTA, mientras que el déficit en la función ejecutiva y el aprendizaje verbal con una anisotropía fraccional disminuida en el cuerpo (p=0.004) y la rodilla (p=0.008) del CC. Los déficits en velocidad de procesamiento y en atención se asociaron con el volumen lesional en T2 en el TTA anterior (p<0.01 para todos). Estos hallazgos sugieren que la fatiga y el déficit cognitivo son frecuentes en la EM benigna y, al menos en parte, se relacionan con el daño micro-estructural y el volumen lesional en T2 de los tractos de sustancia blanca que conectan las regiones corticales y subcorticales de ambos hemisferios.

Low degree of cortical pathology is associated with benign course of multiple sclerosis

Calabrese M, Favaretto A, Poretto V, Romualdi C, Rinaldi F, Matisi I, Morra A, Perini P, Gallo P.
Multiple Sclerosis 2013 June;19(7):904-11.

Aunque un menor grado de patología cortical parece asociarse con un curso más favorable de la EM, son necesarios estudios longitudinales para confirmar esta asociación. Se siguen 95 pacientes con EMRR inicial (EDSS media de 1.5; duración de la enfermedad de 3.1±1.3 años) y 45 pacientes con EM benigna (EDSS ≤3.0; duración de la enfermedad ≥15 años, cognición normal) durante seis años, evaluando la EDSS cada 6 meses y RM anual y al inicio. En la evaluación basal, se detectaron 406 lesiones corticales (LCs) en 67/95 (70,5% de pacientes con EM inicial y en 24/45 (53,3%) de pacientes con EM benigna (p=0.046). Tras seis años, se observaron nuevas lesiones corticales en 80/95 (84,2%; 518 LCs) en los pacientes con EMRR y 25/45 (55,5%; 63 LCs; p<0.001) en las formas benignas (p entre 0.001 y 0.05). Tras seis años, el adelgazamiento cortical había aumentado en muchas zonas en los pacientes con EMRR, pero solo en el giro superior parietal (p=0.035) y occipito-temporal (p=0.036) de los pacientes con formas benignas. Tras un análisis de regresión, el volumen de lesiones corticales (p=0.006) y el adelgazamiento cortical del giro frontal medio (p<0.001), frontal superior (p<0.001), medio temporal (p<0.001) y giro insular largo (p<0.001) fueron los predictores independientes más sensibles de un curso favorable de la enfermedad. Nuestros datos confirman que una patología cortical más leve es característica de un curso más favorable de la EM. Las medidas de patología focal y difusa de sustancia gris deberían emplearse combinadas para aumentar la exactitud en la identificación de un curso benigno en la EM.

Assessing the correlation between grey and white matter damage with motor and cognitive impairment in multiple sclerosis patients

Sbardella E, Petsas N, Tona F, Prosperini L, Raz E, Pace G, Pozzilli C, Pantano P.
PLoS One 2013 May 16;8(5):e63250.

En este trabajo se pretende investigar la relación entre la discapacidad clínica y la lesión regional tanto en sustancia gris como blanca en los pacientes con EM. Se reclutaron 36 pacientes con EMRR y 25 controles pareados por edad y sexo. Todos los pacientes fueron evaluados clínicamente mediante la escala EDSS y el test MSFC. A todos los sujetos se les realizó RM de 3T, con spin-eco rápido, T1-3D e imágenes de tensor de difusión. Además, se efectuó morfometría por voxels y estadística espacial por tractos para la evaluación regional de la sustancia gris y blanca. Junto a esto, también se llevo a cabo el cálculo semiautomático del volumen lesional en T2. La evaluación volumétrica cerebral de la sustancia gris y las imágenes de tensor de difusión mostraron diferencias significativas entre pacientes y controles. En los pacientes las diferentes medidas de lesión de sustancia blanca se correlacionaban entre sí (p <0.0001), pero ninguna de ellas lo hacía con el volumen de la sustancia gris. En los pacientes, la atrofia focal de sustancia gris y la afectación amplia de sustancia blanca se correlacionaba con las variables clínicas. La morfometría por voxels mostro una correlación significativa (p <0.05) entre el volumen de sustancia gris en cerebelo y el 9HPT y entre el volumen de sustancia gris en el córtex orbitofrontal y el PASAT. El análisis combinado de datos volumétricos y de tensor de difusión puede ayudar a comprender mejor las alteraciones estructurales que subyacen en la disfunción física y cognitiva en la EM.

Do positive or negative stressful events predict the development of new brain lesions in people with multiple sclerosis?

Burns MN, Nawacki E, Kwasny MJ, Pelletier D, Mohr DC.
Psychological Medicine 2013 May 17:1-11.

Aquí se presentan los datos de un análisis secundario realizado en 121 pacientes con EM incluidos en un estudio randomizado a 48 semanas para valorar el efecto de una terapia de control de estrés. Se les realizó una RM cada 8 semanas. Todos los meses realizaban una entrevista evaluando los eventos estresantes de su vida, y un cuestionario subjetivo de estrés, ansiedad y síntomas depresivos. Todo esto se empleó para predecir la presencia de lesiones con captación de gadolinio y lesiones en T2 en una RM realizada 29-62 días más tarde. Los participantes clasificaron los sucesos en positivos o negativos. Estos últimos son clasificados como: mayores cuando suponen riesgo físico o en la estructura familiar, y moderados el resto. Los eventos positivos predicen un menor riesgo de lesiones con captación de gadolinio en el grupo control, con una odds-ratio de 0.53 por cada evento positivo adicional (IC95% 0.30-0.91), y menos riesgo de lesiones nuevas o con aumento de tamaño en T2 (OR 0.74, 95% IC 0.55-0.99). Los eventos negativos mayores predicen las lesiones con captación (OR 1.77, 95% IC 1.18-2.64) y las lesiones nuevas o aumentadas en T2 (OR 1.57, 95% IC 1.11-2.23), mientras que los moderados y el estrés, ansiedad y depresión subjetivos no lo hacen. Se concluye que los eventos negativos mayores predicen un aumento del riesgo de presentar lesiones con captación y nuevas en T2, mientras que los eventos positivos predicen la disminución de este riesgo.

Auditory evoked potentials and vestibular evoked myogenic potentials in evaluation of brainstem lesions in multiple sclerosis

Ivanković A, Nesek Mađarić V, Starčević K, Krbot Skorić M, Gabelić T, Adamec I, Habek M.
Journal of Neurological Sciences 2013 May 15;328 (1-2):24-7.

Este trabajo analiza el papel de la RM, los potenciales evocados auditivos y los potenciales evocados miogénicos vestibulares en la evaluación de la afectación de tronco de encéfalo (TE) en los pacientes con esclerosis múltiple. Participaron en el estudio 32 pacientes con diagnóstico de EM, de los que se registró: edad, sexo, EDSS, sistema funcional troncoencefálico (parte de la EDSS que evalúa la sintomatología de TE) y la afectación de TE en la RM. A todos ellos se les realizaron: potenciales auditivos (PEA), potenciales biogénicos vestibulares oculares (PEMVo) y cervicales (PEMVc). La afectación de TE fue detectada en 9 pacientes (28,1%) por EDSS, en 14 (43,8%) por RM, en 7 (21,9%) por PEA, 12 (37,5%) por PEMVo y 10 (31%) por PEMVc. Ninguna de las técnicas demuestra ventaja significativa para detectar la afectación de tronco. La combinación de PEMVo y PEMVc detecta la afectación de TE en un 56,3% de los pacientes (n=18). Esta combinación resulta más eficaz que la evaluación del sistema funcional de TE (p<0.035) y que los PEA (p=0.007). Los potenciales evocados miogénicos vestibulares son un método eficaz para detectar la afectación de TE en los pacientes con EM, con resultados similares a la RM, pero superiores a la evaluación clínica y los potenciales evocados auditivos.

Corpus callosum damage predicts disability progression and cognitive dysfunction in primary-progressive MS after five years

Bodini B, Cercignani M, Khaleeli Z, Miller DH, Ron M, Penny S, Thompson AJ, Ciccarelli O.
Human Brain Mapping 2013 May;34(5):1163-72.

Se evalúan 32 pacientes con esclerosis múltiple progresiva primaria inicial basalmente y tras cinco años de seguimiento mediante EDSS. Tras este seguimiento, se le realiza una evaluación neuropsicológica a un subconjunto de 25 pacientes y a 31 controles sanos. Las imágenes de RM basal consisten en dual-eco (densidad protónica y T2), volumetría T1 e imágenes de tensor de difusión. Se crearon mapas de anisotropía fraccional (AF) y tractografía. Se analiza de qué forma la AF y el volumen de sustancia gris pueden predecir la progresión de la EDSS en el seguimiento y los resultados de la evaluación neuropsicológica a los cinco años, realizando análisis de regresión lineal basado en voxels. Una AF más baja en el esplenio del cuerpo calloso al inicio predice una mayor progresión de la discapacidad durante el seguimiento. La menor AF en todo el cuerpo calloso predice una peor memoria verbal, atención, velocidad de procesamiento de información y funciones ejecutivas a cinco años. El volumen de sustancia gris basal no demostró capacidad para predecir ninguna variable clínica. Estos hallazgos destacan la importancia de la lesión de las vías interhemisféricas del cuerpo calloso en el desarrollo de discapacidad física y cognitiva en la EMPP.

Cerebrospinal fluid oligoclonal IgM bands predict early conversion to clinically definite multiple esclerosis in patients with clinically isolated syndrome

Ferraro D, Simone AM, Bedin R, Galli V, Vitetta F, Federzoni L, D’Amico R, Merelli E, Nichelli PF, Sola P.
Journal of Neuroimmunology 2013 April 15;257(1-2): 76-81.

Se revisan de forma retrospectiva 391 pacientes que presentaron un Episodio Clínico Aislado, de los cuales se seleccionan 205, de los que se dispone de punción lumbar y RM inicial. Se analiza el impacto en el riesgo de sufrir un nuevo episodio clínico de la presentación clínica inicial y las variables de RM y LCR. Una menor edad, la presentación como neuritis óptica y la presencia de bandas oligoclonales IgM en el LCR se relacionaban con un mayor riesgo de presentar un nuevo brote. Las bandas IgM aisladas en LCR son las únicas que predecían la aparición del siguiente brote en el primer año.

Spinal cord quantitative MRI discriminates between disability levels in multiple sclerosis

Oh J, Saidha S, Chen M, Smith SA, Prince J, Jones C, Diener-West M, van Zijl PC, Reich DS, Calabresi PA.
Neurology 2013 February 5;80(6):540-7.

Con este trabajo se pretende determinar de qué forma las medidas cuantitativas de resonancia con tensor de difusión y con transferencia de magnetización en la médula espinal pueden diferenciar pacientes de EM con similar carga lesional pero diferentes niveles de discapacidad. Se realizaron RM cervicales de 3T a 124 pacientes, con lo que se categorizaron en cuatro subgrupos según la carga lesional y el nivel de discapacidad. Se consideraron regiones de interés los cortes axiales entre C3 y C4, calculando el área transversal, anisotropía fraccional, difusividad media, difusividad perpendicular, difusividad paralela y tasa de transferencia de magnetización. En los pacientes con baja carga lesional, las medidas estaban más alteradas en el subgrupo de alta discapacidad que en el de baja (p<0.05). En el grupo con alta carga lesional, casi todas las medidas (salvo difusividad paralela y tasa de transferencia de magnetización) fueron peores en el subgrupo con alta discapacidad (p<0.05). En este estudio transversal, las medidas cuantitativas de RM reflejan diferencias relevantes en la situación clínica de los pacientes con EM, que no pueden ser determinadas por RM convencional. Esto pone de manifiesto la utilidad de las medidas cuantitativas en la práctica clínica para evaluar con precisión el impacto de la enfermedad y la eficacia del tratamiento.

Tract-specific quantitative MRI better correlates with disability than conventional MRI in multiple sclerosis

Harrison DM, Shiee N, Bazin PL, Newsome SD, Ratchford JN, Pham D, Calabresi PA, Reich DS.
Journal of Neurology 2013 February;260(2):397-406.

Aunque las imágenes de resonancia con tensor de difusión (DTI) y tasa de transferencia de magnetización (MTR) han sido ampliamente analizadas en la EM, este trabajo pretende determinar su utilidad como marcadores de discapacidad por encima de la RM convencional. Se incluyeron 117 pacientes con EM y 26 voluntarios sanos, realizándose RM obteniendo valores de DTI y MTR cerebrales y de tres tractos de sustancia blanca de interés, correlacionándolos con medidas de atrofia y de volumen lesional. Respecto a la fracción de volumen cerebral, los índices de DTI en la radiación óptica tuvieron una correlación más intensa con la EDSS. Además, su correlación con la agudeza visual con letras de bajo contraste fue mejor que la del volumen lesional y la fracción de volumen cerebral. Según estos hallazgos, algunos índices de DTI y MTR se correlacionan más con la discapacidad que las medidas de RM convencional, justificando su empleo potencial como marcadores de eficacia en los ensayos clínicos en EM.

Axonal loss in non-optic neuritis eyes of patients with multiple sclerosis linked to delayed visual evoked potential

Klistorner A, Garrick R, Barnett MH, Graham SL, Arvind H, Sriram P, Yiannikas C.
Neurology 2013 January 15;80(3):242-5.

Estudios recientes han demostrado un adelgazamiento significativo en la capa de fibras nerviosas de la retina (RNFL) en los ojos sin neuritis óptica de los pacientes con EM. El objetivo de este trabajo es investigar cómo esto se relaciona con el retraso de la latencia en el potencial evocado visual multifocal (mfVEP), un marcador diferido de la desmielinización de la vía visual. Se evaluaron el espesor de la RNFL total y temporal y la latencia en los mfVEP en 45 ojos sin neuritis óptica de 45 pacientes con EMRR y 25 controles pareados por edad y sexo. Se encontró una reducción significativa en el espesor de la capa nerviosa de la retina tanto total como temporal (p=0.015 y p=0.006) y del retraso de la latencia (p<0.0001) en los ojos sin neuritis óptica. Aquellos con una latencia normal (n=26) no tenían diferencias en el espesor de RNFL respecto a los controles (p=0.44 y p=0.1 para total y temporal, respectivamente). Por otro lado, aquellos con retraso en la latencia (n=19) tenían un adelgazamiento significativo frente a controles (p=0.001 y p=0.0005, respectivamente) y frente a los de latencia normal (p=0.013 y p=0.02). En pacientes sin antecedentes de neuritis óptica en ningún ojo, el retraso en la latencia y el adelgazamiento de RNFL cuando estuvo presente fue bilateral. Este estudio demuestra una asociación significativa entre la pérdida de espesor de la capa de fibras nerviosas de la retina y el retraso en la latencia en los mfVEP en los ojos sin neuritis óptica de los pacientes con EM.

Diffusion tensor imaging of acute inflammatory lesion evolution in multiple sclerosis

Liu Y, Mitchell PJ, Kilpatrick TJ, Stein MS, Harrison LC, Baker J, Ditchfield M, Li K, Egan GF, Butzkueven H, Kolbe SC.
Journal of Clinical Neuroscience 2012 December;19(12):1689-94.

El objetivo de este estudio es analizar la evolución de las lesiones agudas de EM empleando imágenes seriadas con tensor de difusión de RM de 22 pacientes. Se midió la difusividad media (DM) y la Anisotropía Fraccional (AF) en 13 placas de cinco pacientes, y en regiones cuidadosamente pareadas de áreas contralaterales de sustancia blanca de aspecto normal. Las mediciones se realizaron: 5 y 1 mes antes de la aparición de realce con gadolinio, y un mes y dos meses después. Se halló un incremento significativo en la DM (7,25%), pero no cambios en la AF en las zonas con realce cinco meses más tarde. Según estos resultados, la DM es sensible a los cambios tisulares que preceden a la ruptura de la barrera hemato-encefálica hasta con cinco meses de antelación.

Spatiotemporal distribution of white matter lesions in relapsing-remitting and secondary progressive multiple sclerosis

Filli L, Hofstetter L, Kuster P, Traud S, Mueller-Lenke N, Naegelin Y, Kappos L, Gass A, Sprenger T, Nichols TE, Vrenken H, Barkhof F, Polman C, Radue EW, Borgwardt SJ, Bendfeldt K.
Multiple Sclerosis 2012 November;18(11):1577-84.

Se comparan los patrones de distribución espacio-temporal de las lesiones en los pacientes con EMRR y EMPS. Se emplean imágenes de RM potenciadas en T1 y T2 de 209 pacientes con EMRR y 62 pacientes con EMPS, obtenidas en dos centros distintos, con un seguimiento de 25 (±1.7) meses. Las lesiones de EM se agrupan alrededor de los ventrículos laterales y en los centros semiovales. En un análisis transversal, los pacientes con EMPS (respecto a los EMRR) mostraron una probabilidad significativamente mayor de presentar lesiones en T1 (p≤0.03) en el cuerpo calloso, el tracto corticoespinal y otros tractos adyacentes a los ventrículos laterales; pero no de lesiones en T2. No se encontraron cambios longitudinales en cuanto a volúmenes lesionales en T1 y T2 durante este seguimiento.

Voxelwise analysis of conventional magnetic resonance imaging to predict future disability in early relapsing-remitting multiple sclerosis

Wybrecht D, Reuter F, Zaaraoui W, Faivre A, Crespy L, Rico A, Malikova I, Confort-Gouny S, Soulier E, Cozzone PJ, Pelletier J, Ranjeva JP, Audoin B.
Multiple Sclerosis 2012 November;18(11):1585-91.

Se pretende investigar de qué forma los cambios en RM convencional a lo largo de un año pueden predecir la discapacidad física y cognitiva a los cinco años en pacientes con un síndrome clínico aislado (CIS). Se incluyen en el estudio 38 pacientes con CIS. En el momento inicial, 10 de ellos cumplían criterios de McDonald para el diagnóstico de EM. Se realizó una evaluación mediante EDSS basal, tras un año y tras cinco años, y evaluación cognitiva basal y en el año cinco. La RM se llevó a cabo basal y tras un año. Con un abordaje global no se encontró correlación entre la RM y los datos clínicos. El desarrollo de lesiones nuevas en el tronco de encéfalo se correlaciona con los cambios en la EDSS a los cinco años. La aparición al año de lesiones nuevas en cerebelo, tálamo, cuerpo calloso y lóbulos frontales se correlaciona con la discapacidad cognitiva a los cinco años. La localización de las lesiones nuevas en los primeros estadios de la enfermedad pueden ayudar a predecir la discapacidad clínica durante la evolución.

Cortical lesion load associates with progresión of disability in multiple sclerosis

Calabrese M, Poretto V, Favaretto A, Alessio S, Bernardi V, Romualdi C, Rinaldi F, Perini P, Gallo P.
Brain 2012 October;135(Pt 10):2952-61.

Las lesiones inflamatorias corticales se correlacionan con la discapacidad y la atrofia cortical en la esclerosis múltiple. La medida en que la carga lesional cortical se asocia con la discapacidad física y cognitiva a largo plazo en los diferentes fenotipos de EM no se ha investigado. Se lleva a cabo un estudio prospectivo longitudinal a cinco años en un grupo amplio de pacientes con EM. Se reclutaron 312 pacientes consecutivos con EM (157 EMRR, 35 EM pediátrica, 45 EM benigna, 44 EMPP y 31 EMSP) en un estudio clínico y de resonancia (incluyendo número y volumen de lesiones corticales, lesiones corticales con realce y atrofia de sustancia gris). Los pacientes con una elevada carga lesional cortical presentaron un mayor aumento en la EDSS (mediana = 1.5; rango = 1-3) durante el estudio que aquellos con baja carga (mediana = 1.0, rango = 1-3, p<0.001) o sin lesiones corticales (mediana = 0.5, rango = -1 a 2, p<0.001). Comparados con los pacientes clínicamente estables, los 101 (32,4%) pacientes que mostraron progresión a los cinco años presentaban la tasa más alta de acúmulo de lesiones corticales (p<0.001). Un análisis de regresión reveló contribución significativa e independiente sobre el cambio en la EDSS de la edad, el volumen lesional cortical, el volumen lesional en sustancia blanca y la fracción de sustancia gris. La duración de la enfermedad, el volumen cortical lesional, la fracción de sustancia gris y el volumen lesional en sustancia blanca basales mostraron ser predictores independientes del estado cognitivo al final del estudio.

Sensory evoked potentials to predict short-term progression of disability in multiple sclerosis

Margaritella N, Mendozzi L, Garegnani M, Colicino E, Gilardi E, Deleonardis L, Tronci F, Pugnetti L.
Neurological Sciences 2012 August;33(4):887-92.

Se pretende desarrollar un modelo para predecir la evolución de la discapacidad empleando la EDSS y los potenciales evocados multimodales sensoriales (mEP). Se analizaron de forma retrospectiva los datos de 221 pacientes que realizaron evaluaciones mediante EDSS y mEP en intervalos de tiempo variables a lo largo de 20 años. Mediante un modelo de regresión paramétrica combinando EDSS y mEP se consigue predecir con bastante exactitud el desarrollo de discapacidad a corto plazo en los pacientes con EM, lo que podría ser utilizado para optimizar las decisiones terapéuticas.

Assessing the value of spinal cord lesions in predicting development of multiple sclerosis in patients with clinically isolated syndromes

Patrucco L, Rojas JI, Cristiano E.
Journal of Neurology 2012 July;259(7):1317-20.

El objetivo de este estudio es determinar el valor de las lesiones en médula espinal como predictor de la conversión a EM en pacientes con Síndrome Clínico Aislado (CIS). Se incluyeron de forma prospectiva 75 pacientes con CIS, sin tratamiento inmunomodulador. Se recogieron distintas variables: sexo, edad al inicio, tipo de síntoma inicial, bandas oligoclonales en LCR, y presencia, número y localización de las lesiones en médula espinal y cerebro en RM. De los pacientes incluidos, 53 (71%) eran mujeres, la edad media al inicio fue de 32,7 años (SD±7.5), el tiempo de seguimiento medio de 72,5 meses (SD±9; rango 17-104 meses). Se encontraron 11 (14,6%) pacientes con una lesión espinal y 13 (17%) con dos o mas lesiones espinales en la RM inicial. De los 23 pacientes (30,6%) que convirtieron a EM, solo 2 tenían una RM espinal normal, 8 tenían una lesión espinal y 13 más de una lesión espinal (p<0.001). Tras un análisis multivariable, tener una lesión espinal se asoció de forma significativa con un aumento del riesgo de conversión a EM (p=0.01; HR 3.5, IC 95% 2.1-6.9), mientras que la presencia de más de una lesión se asoció de forma independiente con un riesgo muy elevado de conversión a EM (p<0.001; HR 5.9; IC 95% 3.2-10.8). Los pacientes con CIS con una RM basal de médula espinal anormal tienen un riesgo mayor de desarrollar una EM clínicamente definida, independientemente de las lesiones cerebrales y de la presencia o no de BOC en el LCR.

Corpus callosum atrophy - a simple predictor of multiple sclerosis progression: a longitudinal 9-year study

Vaneckova M, Kalincik T, Krasensky J, Horakova D, Havrdova E, Hrebikova T, Seidl Z.
European Neurology 2012 July;68(1):23-7.

En 39 pacientes con EMRR se realiza una RM en el momento basal y un año tras iniciar tratamiento. Se determina el área del cuerpo calloso en un corte sagital, el volumen lesional en T1 y T2, la fracción parenquimatosa cerebral y la atrofia cerebral. Se pretenden identificar los mejores marcadores para predecir la discapacidad y su evolución durante 9 años. La atrofia del cuerpo calloso durante el primer año resultó el mejor predictor de la discapacidad (r= -0.56) y de su aumento tras 9 años (r= 0.65). La atrofia del cuerpo calloso de al menos el 2% predice el incremento en la discapacidad con una sensibilidad del 93% y una especificidad del 73% (odds ratio= 35).

Analysis of T2 intensity by magnetic resonante imaging of deep gray matter nuclei in multiple sclerosis patients: effect of immunomodulatory therapies

Pawate S, Wang L, Song Y, Sriram S.
Journal of Neuroimaging 2012 April;22(2):137-44.

Se analizan las diferencias de intensidad en RM T2 de las estructuras de la sustancia gris profunda en pacientes con EM con distintas terapias inmunomoduladoras. En la EM, la hipointensidad en sustancia gris profunda se ha supuesto relacionada con depósitos de hierro, y está demostrado que se asocia con un peor estadio de la enfermedad determinado por la atrofia cerebral y la discapacidad física y cognitiva. La relación entre los distintos tratamientos y esta hipointensidad en T2 no se ha determinado. Se estratifican 255 pacientes según si están sin tratamiento (n=45) o con más de 6 meses de tratamiento (IFNβ n=118, GA n=41, natalizumab n=39 y micofenolato mofetil n=12). Se midió la intensidad en T2 de la sustancia negra (SN), núcleo dentado (ND), núcleo rojo (NR) y globo pálido (GP). Tras ajustar por EDSS, duración de la enfermedad y tiempo para los 25 pasos, en todos los núcleos profundos, los pacientes tratados tienen una intensidad en T2 significativamente mayor que los no tratados (SN p=2.37x10-5; ND p=1.65x10-5; NR p=3.90x10-6; GP p=1.05x10-6). En el subgrupo de pacientes tratados con natalizumab se encontró un aumento significativo en la intensidad en T2 de los núcleos profundos tras 24 meses de tratamiento (SN p<0.0001; ND p=0.00021; NR p=0.0015; GP p=0.00011). Estos datos preliminares sugieren que el tratamiento con natalizumab puede afectar al nivel de intensidad en T2 de los núcleos de sustancia gris profunda, lo cual sugiere un potencial efecto antiinflamatorio, aunque serían necesarios estudios prospectivos.

Diffusion tensor MRI tractography and cognitive impairment in multiple sclerosis

Mesaros S, Rocca MA, Kacar K, Kostic J, Copetti M, Stosic-Opincal T, Preziosa P, Sala S, Riccitelli G, Horsfield MA, Drulovic J, Comi G, Filippi M.
Neurology 2012 March 27;78(13):969-75.

Se obtuvieron imágenes de RM T1 dual-eco y con tensor de difusión (TD) en 82 pacientes con EM. La tractografía con TD se empleó para producir un mapa de los tractos de sustancia blanca (SB) implicados en la cognición. Las proyecciones sensitivas tálamo-corticales y las radiaciones ópticas se analizaron como “control”. Se analizó la contribución del daño cerebral global (volumen lesional T2, volumen cerebral, volumen de SB, volumen de sustancia gris (SG), mediciones con TD de SB de aspecto normal) y del daño en tractos de SB específicos con el déficit cognitivo global y en test específicos. 33 pacientes presentaban déficit cognitivo. La mayoría de las mediciones de RM diferían en los pacientes con y sin déficit. Las medidas de afectación en los tractos unidos a la cognición son el marcador más preciso, por encima de las medidas de daño en SB de aspecto normal o daño en SB, gris o cerebral global. La lesión en tractos estratégicos de SB contribuye al déficit cognitivo en los pacientes con EM a través de un síndrome de desconexión multisistémica.

Clinically isolated syndromes suggestive of multiple sclerosis: an optical coherence tomography study

Oreja-Guevara C, Noval S, Alvarez-Linera J, Gabaldón L, Manzano B, Chamorro B, Diez-Tejedor E.
PLoS One 2012;7(3):e33907.

La tomografía de coherencia óptica (OCT) es una técnica que cuantifica el espesor de la capa de fibras nerviosas de la retina (RNFL), lo que proporciona una medición indirecta del daño axonal en la EM. Se realiza un estudio transversal en 24 pacientes con un primer episodio sugestivo de EM (CIS), distribuidos en: 8 neuritis ópticas, 6 síndromes medulares, 5 síntomas de tronco y 5 con síntomas sensitivos y otros. El objetivo principal fue el grosor de la RNFL inicial. Los otros objetivos valoraban la relación entre RNFL y los criterios de RM para diseminación en espacio y la presencia de bandas oligoclonales en el LCR. Se encontró daño axonal medido mediante OCT en todos los tipos de CIS, incluso en las formas medulares. La evaluación por OCT puede detectar daño axonal en estadios muy precoces de la enfermedad y parece tener alta sensibilidad y moderada especificidad para determinar diseminación en espacio por RM. Serían necesarios estudios prospectivos a largo plazo para analizar el valor pronóstico de los hallazgos basales de OCT.

Normalisation and validation of the Brief Neuropsychological Battery as the referente neuropsychological test in multiple sclerosis

Duque P, Ibanez J, Del Barco A, Sepulcre J, de Ramon E, Fernandez-Fernandez O
Revista de Neurología 2012 March 1;54(5):263-70.

Las baterías habituales de test, como el Brief Repeatable Battery of Neuropsychological Test (BRB-N) para evaluar el déficit congnitivo en la EM son complejas y largas de administrar. En este trabajo se pretende validar una nueva batería de menor duración. Se incluyeron cuatro test neuropsicológicos (memoria episódica, Symbol-Digit Modalities Test, evocación categorial y Paced Auditory Serial Addition Test). Los valores normales (generales y por grupo de edad) se obtuvieron administrando la batería a sujetos sanos (el limite normal fue el 5º percentil). La validez externa se evaluó comparándola con el BRB-N. En un subgrupo de pacientes se repitió en 4 semanas para valorar reproductibilidad. Se reclutaron 1.036 sujetos sanos para obtener los valores normales. El tiempo medio para completarlo fue de 18.5 ± 5.2 min. En los pacientes a los que se les administró la nueva batería y el BRB-N no se encontraron diferencias significativas, excepto en el tiempo medio para completarlo (19 ± 4 vs 25 ± 5 min). En el estudio de reproductibilidad no se encontraron diferencias significativas, excepto en los test de memoria. Con resultados correlacionables, la nueva batería podría ser preferible en la práctica clínica por su facilidad de uso y menor duración.

Early factors associated with axonal loss after optic neuritis

Henderson AP, Altmann DR, Trip SA, Miszkiel KA, Schlottmann PG, Jones SJ, Garway-Heath DF, Plant GT, Miller DH.
Annals of Neurology 2011 December;70(6):955-63.

Aunque tras una neuritis óptica debida a lesión desmielinizante del nervio óptico suele encontrarse una buena recuperación funcional, los déficits visuales son comunes, probablemente debidos a pérdida axonal. Se analizan datos clínicos, electrofisiológicos y de imagen, al inicio y tras tres meses, para valorar su potencial como marcadores de daño axonal tras una neuritis óptica. Se siguieron 21 pacientes tras su primer episodio de NO aguda unilateral durante 18 meses. El daño axonal se determinó mediante medición por OCT del adelgazamiento de la capa de fibras nerviosas de la retina seis meses tras el episodio. Se analizó la asociación con la pérdida axonal de la medición basal y tras tres meses de la función visual, los potenciales evocados y la imagen de RMN del nervio óptico. Tras un análisis multivariable, la prolongación de la latencia del potencial evocado visual y la pérdida de visión del color, tanto en la evaluación basal como a los tres meses, presentaron una asociación significativa e independiente con la pérdida axonal medida mediante OCT.

Association of MRI metrics and cognitive impairment in radiologically isolated síndromes

Amato MP, Hakiki B, Goretti B, Rossi F, Stromillo ML, Giorgio A, Roscio M, Ghezzi A, Guidi L, Bartolozzi ML, Portaccio E, De Stefano N.
Neurology 2012 January 31;78(5):309-14.

El objetivo de este trabajo es analizar la situación cognitiva de una cohorte de pacientes con un Síndrome Radiológico Aislado sugestivo de esclerosis múltiple y su correlación con las medidas cuantitativas de RMN. Se evalúa la situación cognitiva de 29 pacientes con RIS y 26 con EMRR, realizando, además, en todos los pacientes con EM, en 19 de los RIS y en 21 controles sanos, una evaluación cuantitativa mediante RMN, incluyendo volumen lesional en sustancia blanca en T1 y en T2, volumen cerebral global y volumen cerebral cortical. En el 27,6% de los pacientes con RIS encontramos un déficit cognitivo similar al que aparece en los pacientes con EM. En las RMN, encontramos niveles similares de carga lesional y atrofia cerebral en pacientes con EM y RIS. En estos últimos, un volumen lesional alto en T1 y un volumen cortical bajo se asocian con un estado cognitivo peor. Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de incluir test cognitivos y medidas cuantitativas de RMN en la evaluación de los pacientes con RIS, para mejorar la toma de decisiones diagnósticas y terapéuticas.

Postmortem verification of MS cortical lesion detection with 3D DIR

Seewann A, Kooi EJ, Roosendaal SD, Pouwels PJ, Wattjes MP, van der Valk P, Barkhof F,
Neurology 2012 January 31;78(5):302-8.

Se pretende determinar la sensibilidad y especificidad de la RMN 3D double Inversion Recovery (DIR) para detectar lesiones corticales en la EM, empleando una RMN post mórtem directa para comparar con la histopatología. Se realizan imágenes de RMN con DIR y FLAIR (fluid-attenuated inversión recovery) de 56 muestras cerebrales frescas de 14 pacientes con EM crónica. Las imágenes fueron analizadas en cuanto a lesiones corticales por tres evaluadores ciegos para los datos clínicos e histopatológicos. Después, las lesiones corticales se identificaron histopatológicamente, y se analizaron de forma retrospectiva en las imágenes de RMN. Según los resultados, la RMN 3D DIR es histológicamente específica, y más sensible para detectar las lesiones corticales que la RMN FLAIR en la EM.

Brain atrophy and lesion load are related to CSF lipid-specific IgM oligoclonal bands in clinically isolated syndromes

Magraner MJ, Bosca I, Simó-Castelló M, García-Martí G, Alberich-Bayarri A, Coret F, Alvarez-Cermeño JC, Martí-Bonmatí L, Villar LM, Casanova B.
Neuroradiology 2012 January;54(1):5-12.

Se realiza un trabajo para relacionar la presencia de bandas oligoclonales IgM lípido-específicas en el líquido cefalorraquídeo con el volumen acumulado de lesiones en T2 y la atrofia cerebral medidos por RM en pacientes con un episodio clínico aislado sugestivo de desmielinizante. Se incluyeron 24 pacientes en un estudio prospectivo, determinando la presencia de bandas oligoclonales en los primeros tres meses tras el inicio, realizando estudios por RM en el momento basal, a los tres meses, al año y a los dos años tras el inicio del CIS. 9 pacientes no tenían bandas, 15 presentaban bandas IgG y 7, además, bandas IgM lípido-específicas. La presencia de estas se asociaba a un mayor volumen lesional en T2 en todos los estudios de RM, siendo este al final del seguimiento tres veces mayor que en el resto (3,95 cm3 frente a 1,36 cm3, p=0.001). En ese momento, la atrofia también fue significativamente mayor que en el resto (p=0.003). Considerando solo aquellos pacientes que presentaban bandas en el LCR, aquellos que tenían bandas lípido-específicas presentaban un mayor volumen lesional en T2, mayor incremento de este volumen y una tendencia a tener una mayor tasa de atrofia. La presencia de bandas oligoclonales lípido-específicas en un primer episodio de desmielinización se relaciona con un aumento precoz del volumen lesional en T2 y con la atrofia cerebral.

The association of intrathecal immunoglobulin synthesis and cortical lesions predicts disease activity in clinically isolated syndrome and early relapsing-remitting multiple sclerosis

Calabrese M, Federle L, Bernardi V, Rinaldi F, Favaretto A, Varagnolo MC, Perini P, Plebani M, Gallo P.
Multiple Sclerosis 2012 February;18(2):174-80.

El objetivo de este estudio es evaluar, en la fase inicial de la EM, de qué forma la síntesis intratecal de inmunoglobulinas se correlaciona con las lesiones corticales, y si esta asociación es capaz de predecir el curso clínico de la enfermedad. Se reclutaron 86 pacientes con síntomas sugestivos de un primer episodio de EM (síndrome clínico aislado), con estudio completo, incluyendo RM y LCR. Aquellos pacientes con CIS que presentaban lesiones corticales y síntesis intratecal de inmunoglobulinas tenían un mayor riesgo relativo de conversión a EM (RR=3.4; IC 95%=1.7-7.0; p<0.001), mientras que aquellos que no presentaban ninguna de las dos cosas, el menor riesgo (RR=0.1; IC 95%=0.02-0.7; p<0.001). El mayor riesgo de mostrar actividad clínica durante el seguimiento lo presentaban los pacientes con CIS o EMRR que tenían lesiones corticales y síntesis intratecal (RR=2.1; IC 95%=1.5-3.1; p<0.001), y el más bajo (RR=0.3; IC 95%=0.1-0.7; p<0.001) aquellos sin ninguna de las dos cosas. En este trabajo se observa que la asociación de síntesis intratecal de inmunoglobulinas y lesiones corticales es altamente predictiva de conversión a EM en los pacientes con CIS, así como de una elevada actividad de la enfermedad.

Predictive value of motor evoked potentials in clinically isolated syndrome

Pallix-Guyot M, Guennoc AM, Blasco H, de Toffol B, Corcia P, Praline J.
Acta Neurologica Scandinavica 2011 December; 124(6):410-6.

Se analiza la capacidad del las mediciones obtenidas mediante Estimulación Magnética Transcraneal en los pacientes con Síndrome clínico Aislado para predecir el riesgo de conversión a EM durante los primeros dos años. Se analizan 34 pacientes con CIS seguidos durante dos años, clasificados según la conversión o no a EM. Se analizan los datos iniciales en los potenciales evocados motores, para determinar qué parámetros pueden predecir la conversión. En los 16 pacientes que desarrollaron EM se encontraron diferencias significativas para el periodo silente contralateral sin diferencias en el resto de parámetros. Un periodo silente contralateral aumentado puede predecir la conversión a EM con un valor predictivo positivo del 75%, pero estos datos precisan confirmación en estudios con mayor número de pacientes.

Fractional anisotropy and mean diffusivity in the corpus callosum of patients with multiple sclerosis: the effect of physiotherapy

Ibrahim I, Tintera J, Skoch A, Jirů F, Hlustik P, Martinkova P, Zvara K, Rasova K.
Neuroradiology 2011 November;53(11):917-26.

El propósito de este estudio es investigar los cambios en la microestructura cerebral en la EM después de realizar fisioterapia de facilitación. Once pacientes fueron evaluados usando escalas motoras y neuropsicológicas y RMN multimodal al inicio del estudio, con una segunda evaluación basal tras un mes sin ninguna terapia y otra evaluación tras un periodo de dos meses de fisioterapia de facilitación. Once controles sanos se valoraron al inicio del estudio y tras un mes. Se calcularon la anisotropía fraccional (AF), difusividad media (DM), difusividad axial (DA) y difusividad radial (DR) para el cuerpo calloso completo. En la evaluación inicial los pacientes presentaban valores significativamente menores de AF (p<0.001) y significativamente mayores de DM (p<0.001), DA (p<0.003) y DR (p<0.001) comparados con los controles. Estos valores no cambiaron entre la primera y la segunda valoración. Tras los dos meses de fisioterapia, en los pacientes con EM la AF del cuerpo calloso aumentó de forma significativa (p<0.001), y la DM y DR disminuyeron significativamente (p=0.014 y p=0.002), aproximándose a las cifras encontradas en los controles sanos.

Determinants of brain iron in multiple sclerosis: A quantitative 3T MRI study

Khalil M, Langkammer C, Ropele S, Petrovic K, Wallner-Blazek M, Loitfelder M, Jehna M, Bachmaier G, Schmidt R, Enzinger C, Fuchs S, Fazekas F.
Neurology 2011 November 1;77(18):1691-7.

El depósito anormal de hierro a nivel cerebral puede estar implicado en varias enfermedades crónicas neurológicas, incluyendo la EM. La técnica de RM llamada relaxometría R2 (medición de la tasa de relajación de la magnetización transversal) ha sido validada recientemente en un estudio postmortem para determinar la acumulación de hierro cerebral de forma cuantitativa. Se emplea esta técnica para valorar los niveles de hierro cerebral en distintos estadios de EM y en controles sanos, y determinar su relación con variables clínicas, demográficas, neuropsicológicas y otras. Se estudiaron 113 pacientes consecutivos (35 CIS, 78 EM) y 35 controles sanos mediante TMN de 3T y valoración clínica y neuropsicológica. Los depósitos de hierro en las estructuras de sustancia gris subcortical se determinó mediante cálculo automatizado de tasas R2. Los niveles estaban significativamente elevados en los pacientes con EM comparados con los CIS (p<0.001) y controles sanos (p<0.005). Estos niveles se correlacionaron con la edad (r=0.5, p<0.001), duración de la enfermedad (r=0.5, p<0.001), EDSS (r=0.3, p<0.005) y la velocidad de procesamiento mental (r=-0.3, p<0.01). Tras un análisis de regresión, la atrofia de sustancia gris es el predictor independiente más fuerte de los niveles de R2 en ganglios basales (p<0.001), seguido por la edad (p<0.001) y la carga lesional en T2 (p<0.005). La acumulación de hierro en los ganglios basales en la EM se produce al avanzar la enfermedad y se relaciona con la extensión del daño cerebral, lo que aboga por la presencia del depósito de hierro como un epifenómeno. La ausencia de niveles elevados de hierro en los pacientes con CIS indica que este acúmulo no precede al desarrollo de la EM.

Serum Lipid Profiles are Associated with Disability and MRI Outcomes in Multiple Sclerosis

Weinstock-Guttman B, Zivadinov R, Mahfooz N, Carl E, Drake A, Schneider J, Teter B, Hussein S, Mehta B, Weiskopf M, Durfee J, Bergsland N, Ramanathan M.
Journal of Neuroinflammation 2011 October 4;8(1):127.

Este trabajo pretende determinar la asociación de los niveles séricos lipídicos (triglicéridos, HDL, LDL y colesterol total) con la discapacidad y las medidas de resonancia en la EM. Se incluyeron 492 pacientes (edad 47.1 ±10.8; duración de la enfermedad 12.8 ±10.1) con evaluaciones basales y de seguimiento de EDSS, tras un tiempo medio de 2.2 ±1.0 años. En 210 pacientes se disponía de medidas cuantitativas de RMN basales. El empeoramiento de la EDSS se asoció de forma significativa con una cifra basal mayor de LDL (p=0.006) y colesterol total (p=0.001), con una tendencia para las cifras altas de triglicéridos (p=0.025). Se encontró un patrón similar para los hallazgos en RM. Los niveles altos de HDL se asociaron con un menor volumen de lesiones con captación en la RMN (p<0.001). El empeoramiento de la discapacidad se asocia con niveles altos de colesterol total, LDL y triglicéridos. Los niveles altos de HDL se asocian con menor actividad inflamatoria aguda.

Clinical consequences of MRI activity in treated multiple sclerosis

Cadavid D, Kim S, Peng B, Skurnick J, Younes M, Hill J, Wolansky LJ, Cook SD.
Multiple Sclerosis 2011 September;17(9):1113-21.

La inflamación en una RMN cerebral es el marcador más sensible de actividad de la enfermedad en la EM, pero sus consecuencias clínicas aún se discuten. En este trabajo se investigan las implicaciones clínicas de esta actividad en pacientes tratados con dos diferentes tratamientos modificadores de primera línea. Setenta y cinco pacientes con EMRR (n = 61) o síndrome clínico aislado (n = 14) sin tratamiento del ensayo BECOME se randomizan para recibir interferón Beta-1b o acetato de glatirámero y se siguen durante dos años con RMN mensuales optimizadas para detectar actividad inflamatoria. El 46,4% de los pacientes presentan remisión en RMN de forma transitoria; y el 23,2%, permanentemente. No se encontraron diferencias entre los dos tratamientos en cuanto a remisión en RMN, progresión clínica, discapacidad física o función cognitiva. El porcentaje de pacientes libres de brotes fue del 87,5% en el grupo con remisión completa, 47,6% en el que nunca presentó remisión en RMN y del 59,4% en el que presentó remisión transitoria (p = 0.017). Diferencias similares se encontraron en cuanto a la progresión de la discapacidad sostenida en seis meses medida mediante timed 25 foot walk y la EDSS. La función cognitiva fue más baja basalmente en el grupo sin remisión, mejorando menos en los test repetidos durante los dos años de tratamiento. Concluyen que la falta de remisión en RMN durante el tratamiento con interferón Beta-1b o acetato de glatirámero se asocia con una mayor tasa de brotes y un empeoramiento físico y cognitivo.

Grey matter volume in a large cohort of MS patients: relation to MRI parameters and disability

Roosendaal SD, Bendfeldt K, Vrenken H, Polman CH, Borgwardt S, Radue EW, Kappos L, Pelletier D, Hauser SL, Matthews PM, Barkhof F, Geurts JJ.
Multiple Sclerosis 2011 September;17(9):1098-106.

A pesar de que actualmente la afectación de la sustancia gris en la EM está totalmente reconocida, los determinantes del volumen de sustancia gris y su relación con la discapacidad aún no están claros. Los objetivos de este trabajo es medir los volúmenes de sustancia gris y blanca en los diversos fenotipos clínicos; identificar los parámetros de RMN asociados con el volumen de sustancia gris; y estudiar los volúmenes de sustancia gris y blanca como variables explicativas del empeoramiento clínico. Se trata de un estudio transversal de RMN de 95 CIS, 657 EMRR, 125 EMSP y 50 EMPP de tres centros distintos. Se realiza la medición de volúmenes de sustancia gris y blanca junto con los volúmenes lesionales en T1 y T2. La discapacidad física se mide mediante EDSS y la discapacidad cognitiva mediante el Paced Auditory Serial Addition Task. Se realiza un análisis de regresión múltiple. El volumen de sustancia gris fue menor en los pacientes con EMRR que en los CIS, e incluso se encontró una atrofia relativa mayor en los EMSP. En contraste, el volumen de sustancia blanca fue similar en los pacientes con EMRR y EMSP. El volumen de sustancia gris fue el predictor independiente más fuerte para la discapacidad física y el déficit cognitivo, y se asoció con los volúmenes lesionales en T1 y T2. Los resultados muestran que el volumen de sustancia gris es menor en la forma SP que en la RR, y explica el empeoramiento físico y cognitivo mejor que el volumen de sustancia blanca, relacionándose de forma directa con la carga lesional.

The predictive value of gray matter atrophy in clinically isolated sindromes

Calabrese M, Rinaldi F, Mattisi I, Bernardi V, Favaretto A, Perini P, Gallo P.
Neurology 2011 July 19;77(3):257-63.

A pesar de que la atrofia de la sustancia gris está reconocida como un proceso habitual en la EM, se han obtenido resultados contradictorios en pacientes con Síndrome Clínico Aislado (CIS). En este trabajo se recogen datos de 105 pacientes con CIS y 42 controles sanos. En la evaluación basal, 65 de los 105 pacientes cumplían criterios de diseminación en espacio. Todos los pacientes realizaron valoraciones clínicas mediante EDSS cada 6 meses, y RMN basal y anualmente durante 4 años. Se analizaron el espesor cortical y la atrofia de sustancia gris profunda. No se encontraron diferencias con el grupo control en la evaluación basal salvo en el volumen cortical cerebeloso. Durante el seguimiento, 59 pacientes convirtieron a EM (46 de ellos tenían diseminación en el espacio al inicio). Cuando se comparan estos con los controles, se observa atrofia significativa en el giro precentral, frontal superior, tálamo y putamen. Tras un análisis multivariable, la atrofia del giro frontal superior, tálamo y cerebelo se mostraron como predictores independientes de conversión a EM. La atrofia selectiva de sustancia gris es importante en los pacientes con CIS que convierten a EM, siendo necesario profundizar en esta línea para añadir estos datos en el diagnóstico de los CIS.

MRI correlates of cognitive impairment in childhood-onset multiple sclerosis

Till C, Ghassemi R, Aubert-Broche B, Kerbrat A, Collins DL, Narayanan S, Arnold DL, Desrocher M, Sled JG, Banwell BL.
Neuropsychology 2011 May; 25 (3): 319-32.

Se realizan mediciones mediante RMN en 35 pacientes con EM de inicio en edad pediátrica y 33 controles emparejados por edad y sexo, correlacionándolas con la función cognitiva. La edad media de los pacientes es de 16,3 ± 2,3 años, con un tiempo medio de enfermedad de 4,3 ± 3,1 años. En el 29% de los pacientes se identificó déficit cognitivo, comprendiendo atención, procesamiento de información, lenguaje expresivo e integración visuomotora. Respecto a los controles, los pacientes presentaban significativamente menor volumen talámico (p<0.001), volumen cerebral total (p<0.008) y volumen de sustancia gris (p<0.015). El área del cuerpo calloso y el volumen talámico diferencian los pacientes con deterioro cognitivo de los que no lo presentan (p<0.05). La sólida relación entre la función cognitiva y la disminución del tamaño talámico y el volumen cerebral total implica la presencia de procesos neurodegenerativos precozmente en la enfermedad.

Improving the characterization of radiologically isolated syndrome suggestive of multiple sclerosis

De Stefano N, Stromillo ML, Rossi F, Battaglini M, Giorgio A, Portaccio E, Hakiki B, Malentacchi G, Gasperini C, Santangelo M, Bartolozzi ML, Sormani MP, Federico A, Amato MP.
PLoS One 2011 April 29; 6 (4): e19452.

El objetivo del trabajo es mejorar la descripción de los pacientes asintomáticos con lesiones cerebrales en RMN sugerentes de esclerosis múltiple, lo que ha dado en llamarse “Síndrome Radiológico Aislado”. Se realizan RMN cuantitativas a 19 sujetos clasificados como SRA, 20 pacientes con EM pareados y 20 controles sanos. Las medidas realizadas fueron: volumen lesional, volumen de sustancia blanca, volumen cerebral total y regional y volumen cortical; razón de transferencia de magnetización en las lesiones, en sustancia blanca de aspecto normal y en la corteza. Los volúmenes cerebrales fueron igualmente bajos en SRA y enfermos respecto a controles. La tasa de transferencia de magnetización en las lesiones fue menor en pacientes que en SRA, y la de la sustancia blanca de aspecto normal y la cortical fueron similares en SRA y en controles, y menores en los pacientes. Aunque el daño cerebral macroscópico resulta similar en pacientes con EM y con SRA, la alteración tisular sutil detectada mediante transferencia de magnetización es más leve en los sujetos asintomáticos (SRA), lo que podría explicar la falta de sintomatología de estos. Esta aproximación podría ser de utilidad para discriminar aquellos sujetos con SRA con mayor riesgo de progresar a EM definida.

MRI predictors of cognitive outcome in early multiple sclerosis

Deloire MS, Ruet A, Hamel D, Bonnet M, Dousset V, Brochet B.
Neurology 2011 March 29; 76 (13): 1161-7.

Este estudio pretende determinar qué parámetros de RMN nos ayudan a predecir la evolución de la cognición en pacientes con esclerosis múltiple recurrente-remitente inicial. A 44 pacientes con diagnóstico reciente de EM se les realizó seguimiento clínico y con escalas cognitivas tras 1, 2, 5 y 7 años, realizando RMN basales y a los dos años, incluyendo imagen por transferencia de magnetización. Además se realizaron evaluaciones cognitivas a 56 controles sanos. En la evaluación basal, los pacientes presentaban déficits en memoria, atención y velocidad de procesamiento de información. Tras dos años, todos los parámetros de RMN se deterioraron significativamente, y tras 7 años pasó lo mismo con la EDSS. El cambio de los índices cognitivos a lo largo de los 7 años se relacionó de forma significativa con el daño difuso cerebral (tejido cerebral de aspecto normal) basal. También se encontró correlación entre el cambio en la velocidad de procesamiento de la información y la atrofia basal global, el daño difuso cerebral basal y el cambio en la atrofia cerebral central tras dos años. Este estudio indica que los principales predictores de los cambios cognitivos tras 7 años son el daño cerebral difuso basal y la atrofia cerebral central progresiva dos años tras el diagnóstico.

Asymptomatic spinal cord lesions predict disease progression in radiologically isolated syndrome

Okuda DT, Mowry EM, Cree BA, Crabtree EC, Goodin DS, Waubant E, Pelletier D.
Neurology 2011 February 22; 76 (8): 686-92.

Los avances en neuroimagen y el aumento del empleo de esta son los responsables del descubrimiento de anomalías incidentales en el sistema nervioso. Junto con las lesiones sugestivas de EM que pueden aparecer al realizar un estudio cerebral por otra causa, en ocasiones podemos encontrar lesiones asintomáticas en la médula espinal. Se realiza una revisión retrospectiva para valorar si la presencia de estas lesiones espinales se asocia con una progresión clínica en pacientes con un Sindrome Radiológico Aislado. De los 71 pacientes que presentaron SRA, 25 tenían lesiones espinales muy sugestivas de ser desmielinizantes. De entre estos, 21 (84%) progresaron clínicamente a SCA o EM primaria progresiva en un tiempo medio de seguimiento de 1,6 años desde la identificación del SRA. La presencia de lesiones espinales asintomáticas en un paciente con un SRA supone un riesgo importante para desarrollar un evento desmielinizante, agudo o progresivo, en un tiempo corto, independientemente de las lesiones cerebrales.

Cognitive impairment in relation to MRI metrics in patients with clinically isolated syndrome

Khalil M, Enzinger C, Langkammer C, Petrovic K, Loitfelder M, Tscherner M, Jehna M, Bachmaier G, Wallner-Blazek M, Ropele S, Schmidt R, Fuchs S, Fazekas F.
Multiple Sclerosis 2011 February; 17 (2): 173-80.

El déficit cognitivo es muy frecuente en la EM, y se asocia con cambios morfológicos cerebrales. Existe menos información sobre la extensión de los hallazgos en RMN en pacientes con síndrome clínico aislado, así como si las alteraciones estructurales detectadas por la imagen de transferencia de magnetización pueden aportar datos adicionales sobre la disfunción cognitiva. Se administró a 44 pacientes con SCA y 80 con EMRR el Brief Repeatable Battery of Neuropsychological Tests y se les realizó una RMN de 3T. Los resultados en los test fueron similares en los dos grupos, siendo el hallazgo más frecuente la disminución en la velocidad de procesamiento mental, que fue el parámetro empleado para analizar correlaciones con los resultados de RMN. En los pacientes con EMRR, el dato que predecía de forma más importante el déficit cognitivo fue el volumen cortical normalizado, seguido de la carga lesional en T2. En los pacientes con SCA, el único parámetro que se correlacionó con la disminución de la velocidad de procesamiento fue la tasa de transferencia de magnetización cortical. El patrón de déficit cognitivo es similar en pacientes con SCA que en aquellos con EMRR, con afectación de la velocidad de procesamiento mental, siendo el hallazgo más precoz en RMN la alteración de la tasa de transferencia de magnetización cortical.

Sonographic basal ganglia alterations are related to non-motor symptoms in multiple sclerosis

Horowski S, Zettl UK, Benecke R, Walter U.
Journal of Neurology 2011 February; 258 (2): 195-202.

La base anatómica del déficit cognitivo y otros síntomas no motores en la EM aún no está del todo aclarada. En los pacientes con EM, la ecografía transcraneal muestra lesiones neurodegenerativas en sustancia negra y ganglios basales, que se piensa reflejan el acúmulo de hierro. Este estudio intenta determinar si los cambios ecográficos en la sustancia negra, núcleo del rafe, núcleo lenticular o núcleo caudado se relaciona con los síntomas no motores en la EM. Se realiza estudio ecográfico en 54 pacientes con EM y 54 controles pareados, en los que se determina la función cognitiva, fatiga, depresión e incontinencia urinaria mediante el Paced Auditory Serial Addition Test, el Faces Symbol Test, el Modified Fatigue Impact Scale, el Beck Depression Inventory y el Urinary Distress Inventor. Se encuentran hallazgos anormales en sustancia negra, rafe, núcleo lenticular y caudado en el 13, 7, 11 y 6% de los controles y en el 54, 43, 62 y 41% de los pacientes (diferencia entre cada uno con p<0.001), siendo similar en la EMRR y la EMSP. La alteración ecográfica del núcleo lenticular se correlacionaba con la disfunción cognitiva. La alteración combinada de sustancia negra y núcleo lenticular se asocia claramente con la disfunción cognitiva y la fatiga cognitiva. La alteración combinada de la sustancia negra y el rafe se relaciona con la incontinencia urinaria severa independientemente de la presencia de lesiones espinales. No se encontró relación entre la depresión y cualquiera de los hallazgos ecográficos. Todos estos hallazgos sugieren que el proceso neurodegenerativo que afecta a las estructuras cerebrales profundas contribuye a la disfunción cognitiva y autonómica en la EM.

Ultra-high-field imaging distinguishes MS lesions from asymptomatic white matter lesions

Tallantyre EC, Dixon JE, Donaldson I, Owens T, Morgan PS, Morris PG, Evangelou N.
Neurology 2011 February 8; 76 (6): 534-9.

En este trabajo se analiza la capacidad de las secuencias de T2 de la RMN con 7T para diferenciar entre lesiones de sustancia blanca de EM y no relacionadas con la EM. Se trata de un estudio observacional de 28 pacientes con EM y 17 con lesiones de sustancia blanca sin EM. De las 901 lesiones identificadas en los pacientes con EM, 80% fueron perivenosas, frente al 19% de 428 lesiones en pacientes sin EM. La RMN de 7T distingue a todos los pacientes con EMCD (>40% de lesiones perivenosas) del resto (<40% de lesiones perivenosas). La presencia de lesiones perivenosas en T2 en la RMN de 7T es un hallazgo predictivo de la presencia de desmielinización. La optimización de esta técnica de imagen en las RMN de menor campo podría ofrecer beneficios en el diagnóstico de la EM.

Gray- and white-matter changes 1 year after first clinical episode of multiple sclerosis: MR imaging

Raz E, Cercignani M, Sbardella E, Totaro P, Pozzilli C, Bozzali M, Pantano P.
Radiology 2010 November; 257 (2): 448-454.

Se pretende analizar mediante RMN de forma prospectiva los cambios longitudinales en sustancia gris y blanca en un grupo de pacientes con un SCA durante un año de seguimiento. Se reclutaron 34 pacientes consecutivos con un SCA realizando evaluación clínica y de RMN basal y a los 12 meses. El estudio de RM incluía análisis tridimensional y evaluación mediante tensor de difusión. Tras el seguimiento, 33 de los 34 pacientes habían sido diagnosticados de EM. No se encontró durante este seguimiento en los índices analizados en la sustancia blanca. En cambio se produjo una disminución significativa en el volumen de sustancia gris cortical y profunda durante el primer año.

Spontaneous MxA mRNA level predicts relapses in patients with recently diagnosed MS

van der Voort LF, Vennegoor A, Visser A, Knol DL, Uitdehaag BM, Barkhof F, Oudejans CB, Polman CH, Killestein J.
Neurology 2010 October 5; 75 (14): 1228-1233.

En una cohorte prospectiva de 116 pacientes con EM inicial, sin tratamiento, se analizan basalmente los niveles del ARNm de la proteína A de resistencia al mixovirus (MxA), relacionándolos con los brotes y las lesiones en RM basales y en el seguimiento. Bajos niveles se relacionan con los brotes (p=0.002) y con lesiones captantes en la RMN basal (p=0.045). Además, niveles altos se relacionaban con mayor tiempo hasta un nuevo brote. Si se añadía esto a no tener lesiones con captación en RM, su valor predictivo se incrementaba. Se concluye que el ARNm de MxA se relaciona con las recaídas y con el número de lesiones con gadolinio, e indica el tiempo hasta un siguiente brote. Sería necesario confirmar estos datos, que parecen indicar que este parámetro podría ser un biomarcador de actividad clínica en la EM.

Basal ganglia and frontal/parietal cortical atrophy is associated with fatigue in relapsing-remitting multiple sclerosis

Calabrese M, Rinaldi F, Grossi P, Mattisi I, Bernardi V, Favaretto A, Perini P, Gallo P.
Multiple Sclerosis 2010 October; 16 (10): 1220-1228.

La fatiga es uno de los síntomas más frecuentes en los pacientes con EM, pero su causa aún no está aclarada por completo. Los autores realizan un estudio mediante RM para valorar de qué forma un determinado patrón de atrofia en la sustancia gris profunda y/o cortical puede estar asociada con la fatiga en estos pacientes. Se realiza una evaluación de 152 pacientes con EMRR mediante RM, EDSS, Escala de severidad de la Fatiga (FSS), la Escala modificada de Impacto de la Fatiga y el Inventario de Depresión de Beck. Según la escala FSS, los pacientes se dividen en con o sin fatiga. En los pacientes con fatiga encontramos una atrofia significativa del estriado, tálamo, giro frontal superior y giro parietal inferior. Los dominios cognitivos de la escala modificada del impacto de la fatiga se correlacionan de forma significativa con el volumen del estriado y con el adelgazamiento cortical del córtex parietal posterior y el giro central frontal. El análisis regional de la atrofia cortical muestra una asociación entre los procesos neurodegenerativos que tienen lugar en el eje estriado-tálamo-córtex frontal y el desarrollo de la fatiga en los pacientes con EMRR. La inclusión del córtex parietal posterior en los pacientes con afectación en los dominios cognitivos del test modificado de impacto de la fatiga sugiere un papel importante del sistema atencional posterior en el desarrollo de fatiga cognitiva en estos pacientes.

Diffusion tensor imaging abnormalities in cognitively impaired multiple sclerosis patients

Akbar N, Lobaugh NJ, O’Connor P, Moradzadeh L, Scott CJ, Feinstein A.
Canadian Journal of Neurological Sciences 2010 September; 37 (5): 608-614.

El objetivo de este estudio es determinar la importancia de los índices obtenidos mediante RMN con técnica de tensor de difusión, en la sustancia blanca de aspecto normal y la sustancia gris en el deterioro cognitivo en los pacientes con EM. Se realizó evaluación neuropsicológica mediante la Batería De Screening Neuropsicológico para pacientes de EM a 62 pacientes con EMRR con una EDSS media de 2.5 y una edad media de 41 años. Además, se les realizó una RM de 1.5 teslas con secuencias de tensor de difusión. Se encontró deterioro cognitivo en 11 pacientes (18%), que tenían índices de EDSS mayores, menor nivel educativo y mayor probabilidad de presentar EM secundaria progresiva. Además, presentaban un volumen de lesiones hiperintensas (p=0.004) e hipointensas (p=0.001) mayores, atrofia en la sustancia blanca de aspecto normal (NAWM) mayor (p=0.007), menor anisotropía fraccional de la NAWM y mayor difusividad media en la sustancia gris de aspecto normal. Tras analizar los resultados mediante análisis de regresión logística, y eliminar las diferencias relacionadas con la enfermedad o los datos demográficos, la Anisotropía Fraccional de la NAWM demuestra ser un predictor significativo del deterioro cognitivo en los pacientes con EM. Este trabajo pone de manifiesto el importante papel del tejido cerebral de aspecto normal en la patogénesis del déficit cognitivo relacionado con la EM.

Early diffuse demyelinating lesion in the cervical spinal cord predicts a worse prognosis in relapsing—remitting multiple sclerosis

Coret F, Bosca I, Landete L, Magraner M, Navarré A, León J, Casanova B.
Multiple Sclerosis 2010 August; 16 (8): 935-941.

En este trabajo se estudia la evolución a largo plazo de dos patrones de anormalidades en la médula cervical en pacientes con EMRR inicial. Se incluyen pacientes con estudio de médula cervical en los tres primeros años tras debutar con la enfermedad, con una RMN de control cinco años después, y un seguimiento mínimo de 10 años. Según los hallazgos en la médula cervical, se clasifican en (A) patrón nodular, con una o más lesiones focales, y (B) patrón difuso, con áreas de hiperseñal mal delimitadas. El end-point fue definido como el tiempo para alcanzar una EDSS de 4.0. Se incluyeron 25 pacientes, 12 tipo A y 13 tipo B. Tres pacientes del grupo A y 9 del grupo B alcanzaron la EDSS 4 en un tiempo medio de 11 y 7 años, respectivamente. Las RMN de control mostraron persistencia del patrón difuso en todos los pacientes, y presentación de novo en dos con patrón previo nodular. Como conclusión, la presencia de alteraciones difusas en la médula cervical en el estadio inicial de la EM es persistente y predice un peor pronóstico en estos pacientes.

Reduced NAA-levels in the NAWM of patients with MS is a feature of progression. A study with quantitative magnetic resonance spectroscopy at 3 Tesla

Aboul-Enein F, Krssák M, Höftberger R, Prayer D, Kristoferitsch W.
PLoS One 2010 July 20; 5 (7): e11625.

Los niveles reducidos de N-Acetil-Aspartato (NAA) en la RMN por espectroscopia detectan el daño axonal incluso en la sustancia blanca de aspecto normal (NAWM). En este trabajo se pretende analizar la extensión del daño axonal en la NAWM lejos de las lesiones focales en pacientes con EMRR y EMSP. Se incluyeron 37 pacientes (27 RR y 10 SP) y 8 controles sanos realizando estudios de 3Teslas en la NAWM fronto-parietal, midiendo las proporciones de NAA frente a creatina y colina y las concentraciones absolutas de los metabolitos. No se encontraron diferencias significativas en las concentraciones de los distintos metabolitos entre los pacientes con EMRR y los controles sanos. En las formas SP, el cociente NAA/creatina y las concentraciones de NAA y creatina estaban reducidas respecto a pacientes RR y controles sanos. En este trabajo, los niveles bajos de NAA en la sustancia blanca de aspecto normal eran característicos de la fase progresiva de la enfermedad.

Response to interferon in multiple sclerosis is related to lipid-specific oligoclonal IgM bands

Bosca I, Villar LM, Coret F, Magraner MJ, Simó-Castelló M, Alvarez-Cermeño JC, Casanova B.
Multiple Sclerosis 2010 July; 16 (7): 810-815.

Este trabajo tiene como objetivo analizar cómo la presencia de bandas oligoclonales IgM lípido-específicas en el LCR puede influir en la respuesta al tratamiento con interferón beta en los pacientes con EMRR. Se realiza un estudio prospectivo con pacientes de EMRR con datos de RMN y de LCR previos a iniciar el tratamiento. El objetivo primario fue el riesgo de presentar un brote tras iniciar el tratamiento. Los secundarios incluyen tasa de brotes, reducción en la tasa de brotes, proporción de pacientes libres de brotes y proporción de pacientes con aumento establecido de la discapacidad durante el seguimiento. Se incluyeron 102 pacientes. Tras un seguimiento medio de 37,4 meses, el riesgo de sufrir un brote fue dos veces mayor en pacientes con LCR positivo. Éstos mostraron una menor reducción en la tasa de brotes (51,8% frente a 80,8; p<0.0001), una tasa de brotes mayor en el primer año (0,8 frente a 0,2; p=0.001), menos pacientes libres de brotes (25% frente a 61,3%; p=0.003) y una mayor proporción de pacientes con aumento establecido de, al menos, 1,0 puntos en la escala EDSS (45% frente a 12,9%; p=0.0003). Como conclusión, las bandas IgM lípido-especificas pueden tener una influencia en la respuesta al tratamiento con interferón Beta en pacientes con EMRR, pudiendo emplearse como marcador biológico para predecir la presencia de una importante actividad inflamatoria tras el tratamiento.

Longitudinal study of vision and retinal nerve fiber layer thickness in multiple sclerosis

Talman LS, Bisker ER, Sackel DJ, Long DA Jr, Galetta KM, Ratchford JN, Lile DJ, Farrell SK, Loguidice MJ, Remington G, Conger A, Frohman TC, Jacobs DA, Markowitz CE, Cutter GR, Ying GS, Dai Y, Maguire MG, Galetta SL, Frohman EM, Calabresi PA, Balcer LJ.
Neurology 2010 June; 67 (6): 749-760.

En los estudios transversales realizados mediante tomografía de coherencia óptica (OCT) en pacientes con EM se encuentra una reducción del espesor de la capa de fibras nerviosas de la retina. Los autores pretenden determinar cómo los cambios longitudinales se correlacionan con la perdida de agudeza visual. Se realizan determinaciones con OCT basales y cada 6 meses durante un seguimiento medio de 18 meses. Además se realiza agudeza visual y evaluación con letras de bajo contraste. Se encuentra un mayor adelgazamiento en los ojos con pérdida de agudeza visual. El adelgazamiento de la capa de fibras nerviosas aumenta a lo largo del tiempo, tanto con historia de NO como sin ella. Concluyen que el adelgazamiento progresivo de la capa de fibras nerviosas de la retina ocurre a lo largo del tiempo en algunos pacientes con EM, incluso sin historia de NO, y se asocia con pérdida significativa de agudeza visual. Estos hallazgos apuntan a una pérdida axonal subclínica y apoya el uso de la OCT y las letras de bajo contraste para evaluar la eficacia de los posibles protocolos neuroprotectores.

Increased diffusivity in acute multiple sclerosis lesions predicts risk of black hole

BNaismith RT, Xu J, Tutlam NT, Scully PT, Trinkaus K, Snyder AZ, Song SK, Cross AH.
Neurology 2010 May 25; 74 (21): 1694-1701.

Los autores tratan de cuantificar mediante RMN con tensor de difusión el daño tisular subyacente dentro de una lesión aguda de sustancia blanca, para predecir qué lesiones con captación de gadolinio van a persistir 12 meses después como hipointensidades en T1. Se siguió a una cohorte de 22 pacientes mediante 7 estudios con RMN en 15 meses, analizando los parámetros de tensor de difusión en las zonas con realce de gadolinio. Tras clasificar las lesiones según su transformación en hipointensas, se encontró que, en las que iban a presentar esta evolución, estaban significativamente alteradas la difusividad radial, la difusividad media y la anisotropía fraccional, permaneciendo elevadas a lo largo del estudio. La difusividad radial elevada en una lesión con captación de gadolinio se asocia con un mayor riesgo de desarrollar un agujero negro persistente, lo que nos habla de una desmielinización importante junto con daño axonal, implicando, por tanto, una mayor lesión tisular.

Brain atrophy and lesion load measures over 1 year relate to clinical status after 6 years in patients with clinically isolated síndromes

Brain atrophy and lesion load measures over 1 year relate to clinical status after 6 years in patients with clinically isolated síndromes
Brain atrophy and lesion load measures over 1 year relate to clinical status after 6 years in patients with clinically isolated síndromes

Las medidas de RMN convencional sólo predice modestamente la discapacidad a largo plazo en algunos pacientes con síndrome clínico aislado. La atrofia cerebral representa pérdida axonal en los pacientes con esclerosis múltiple, pudiendo reflejar la progresión de la enfermedad mejor que las medidas lesionales. En este estudio se analiza la capacidad de la atrofia cerebral y la carga lesional durante el primer año en los pacientes con un SCA para predecir la evolución (desarrollo de EM y discapacidad) tras 6 años. La tasa de atrofia basal (p = 0.005) y la carga lesional basal en T2 (p <0.001) predecían de forma independiente el desarrollo de EM. La tasa de atrofia cerebral predice la evolución de la EDSS. Los hallazgos de este trabajo confirman la presencia de atrofia cerebral en el primer año, y muestran que la tasa de atrofia entre la evaluación basal y el primer año puede ayudar a predecir la situación clínica 6 años después del primer episodio, mejor que medidas de volumen lesional o cerebral en la RMN basal.

A 3-year magnetic resonance imaging study of cortical lesions in relapse-onset multiple sclerosis

Calabrese M, Rocca MA, Atzori M, Mattisi I, Favaretto A, Perini P, Gallo P, Filippi M.
Annals of Neurology 2010 March; 67 (3): 376-383.

Este trabajo documenta la presencia, extensión y frecuencia de formación de las lesiones corticales en pacientes con esclerosis múltiple recurrente-remitente y secundaria progresiva, y su relación con la atrofia cortical y la progresión de la discapacidad. Se realiza un estudio prospectivo longitudinal con 107 pacientes durante 3 años evaluando RMN y discapacidad. En la evaluación basal presentaban lesiones corticales un 64,4% de las formas RR y un 74,2% de las PS. Durante el seguimiento aparecieron 132 lesiones corticales nuevas en 44 RR pacientes, y 61 en 15 pacientes PS. De todos estos pacientes, sólo 31 presentaban, al menos, una lesión nueva en sustancia blanca. El aumento en el número y volumen de las lesiones corticales fue mayor en los 52 pacientes que presentaron empeoramiento clínico respecto a los que no (P <0.001). El volumen basal de lesiones de sustancia gris se correlacionaba con la EDSS basal y con el cambio de la EDSS en el tiempo. Este volumen fue un predictor independiente de la acumulación de EDSS y el cambio de volumen de la sustancia gris en el seguimiento en ambos grupos de pacientes. En los pacientes con forma SP, el volumen lesional de sustancia blanca en T2 también resultó un predictor del empeoramiento de la EDSS. En la EM de inicio en brotes, la acumulación de lesiones corticales a lo largo del tiempo se asocia con la progresión de la discapacidad. La cuantificación de las lesiones corticales puede suponer una herramienta paraclínica adicional útil para monitorizar la evolución de la EM.

Cognitive decline in multiple sclerosis: impact of topographic lesion distribution on differential cognitive deficit patterns

Tiemann L, Penner IK, Haupts M, Schlegel U, Calabrese P.
Multiple Sclerosis. October 2009; 15: 1164-1174.

La esclerosis múltiple se acompaña con frecuencia de disfunción cognitiva. Se postula una correlación negativa entre la carga lesional y la atrofia con la capacidad cognitiva. La distribución de las lesiones podría ser fundamental para detectar patrones específicos de déficit cognitivo. En este trabajo se evalúa la significación del área lesional total y la atrofia central para predecir el déficit cognitivo global, y se analiza la correspondencia entre la topografía lesional y los déficits cognitivos específicos. Se le realiza a 37 pacientes evaluación neuropsicológica y de RMN, analizando la carga lesional y la atrofia central. Mediante la RMN se clasifican los pacientes en tres grupos: 1.- lesiones puntiformes; 2.- lesiones periventriculares; 3.- lesiones confluentes periventriculares y extraperiventriculares. El área lesional total se correlaciona con 7 variables cognitivas; mientras que la anchura del tercer ventrículo, con 20. Los tres grupos se diferenciaban fundamentalmente en el nivel de alerta, la velocidad mental y la memoria. La anchura del tercer ventrículo como medida de atrofia central resulta ser un valor predictivo para la disfunción cognitiva, mientras que el área lesional total resulta menos significativa. Las lesiones periventriculares se relacionan significativamente con menor velocidad psicomotora; mientras que las lesiones distribuidas uniformemente, no. Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que las lesiones periventriculares tienen un impacto fundamental en la cognición de los pacientes con EM.

Transcranial brain sonography findings predict disease progression in multiple sclerosis

Walter U, Wagner S, Horowski S, Benecke R, Zettl UK.
Neurology September 2009; 73: 1010-1017.

En la esclerosis múltiple se ha propuesto la existencia de una afectación precoz de la sustancia gris subcortical. La ecografía transcraneal muestra lesiones hiperecogénicas en sustancia negra y ganglios basales, que pudieran reflejar acúmulos de hierro, en varias enfermedades neurodegenerativas. Este trabajo pretende mostrar la capacidad de la ecografía transcraneal para mostrar lesiones de sustancia gris en esclerosis múltiple, y cómo estos hallazgos se relacionan con la severidad y la progresión en la EM. Se realiza un estudio prospectivo de 75 pacientes de EM con diversos cursos clínicos y 55 controles sanos, mediante clínica y ecografía transcraneal. Adicionalmente se realizó RMN de cráneo a 23 pacientes junto con la ecografía. La progresión clínica se evaluó dos años tras la ecografía. Se encontró hiperecogenicidad de la sustancia negra (41%), núcleo lenticular (54%), núcleo caudado (40%) y tálamo (8%), siendo ésta similar en los pacientes con formas recurrentes y progresivas si se realizaba un ajuste según el tiempo de evolución de la enfermedad. Estos hallazgos se encontraron en el 13%, 13%, 5% y 0%, respectivamente de los controles sanos. La hiperecogenicidad de la sustancia negra y el núcleo lenticular se correlaciona con una mayor hipointensidad en T2 en RMN, posiblemente como reflejo del depósito de hierro. Una mayor área ecogénica bilateral en sustancia negra se relaciona con una mayor tasa de progresión de la enfermedad, así como una menor área predice un curso de la enfermedad sin progresión en dos años. Lesiones similares a las halladas en las enfermedades neurodegenerativas aparecen con frecuencia en la sustancia gris profunda de los pacientes con esclerosis múltiple, y pueden ser detectadas mediante ecografía transcraneal. Los hallazgos sugieren que la ecografía transcraneal muestra cambios en el metabolismo cerebral del hierro que pueden correlacionarse con la evolución de la esclerosis múltiple.

Optical coherence tomography helps differentiate neuromyelitis optica and MS optic neuropathies

Ratchford JN, Quigg ME, Conger A, Frohman T, Frohman E, Balcer LJ, Calabresi PA, Kerr DA.
Neurology 2009 July 28; 73 (4): 302-308.

En este estudio se evalúa el adelgazamiento de la capa de fibras de la retina y el volumen macular en pacientes con neuromielitis óptica mediante tomografía de coherencia óptica. Se realizaron evaluaciones mediante OCT y test de función visual en 26 pacientes con euromielitis óptica con historia de neuritis óptica, 17 pacientes con mielitis transversa extensa sin neuritis óptica, 385 pacientes con esclerosis múltiple recurrente-remitente y 77 controles sanos. En los ojos con antecedente de neuritis, se observó un adelgazamiento significativo en los de los pacientes con neuromielitis respecto a los de esclerosis múltiple, y respecto a los ojos sin antecedente de neuritis. Tras un primer episodio de neuritis óptica, en los pacientes con neuromielitis se produce una pérdida de espesor en la capa de fibras y en el volumen macular mucho mayor que en los pacientes de esclerosis múltiple, siendo también mayor el déficit en la agudeza visual. Se concluye que en la evaluación mediante OCT se encuentra una diferencia significativa en las neuritis ópticas debidas a neuromielitis o a esclerosis múltiple. En pacientes sin antecedentes que presenten una neuritis óptica, una importante afectación en la OCT puede orientar nuestro diagnostico hacia el espectro de la neuromielitis óptica.

Retinal nerve fiber thickness in inflammatory demyelinating diseases of childhood Honest

Yeh EA, Weinstock-Guttman B, Lincoff N, Reynolds J, Weinstock A, Madurai N, Agarwal N, Buch P, Karpinski M, Ramanathan M.
Multiple Sclerosis 2009 July; 15 (7): 802-810.

Este artículo presenta un estudio mediante tomografía de coherencia óptica de niños diagnosticados de enfermedades desmielinizantes. Además de la evaluación mediante OCT se realizó un examen de agudeza visual a 38 niños con diagnóstico de enfermedad desmielinizante, 15 controles y cinco niños con otra patología neurológica. Las diferencias entre los niños con patologia desmielinizante y los controles, y entre los ojos con o sin neuritis óptica resultaron significativas. Además, se encontró significación en la correlación del espesor de la capa de fibras de la retina con los test de agudeza visual realizados (Snellen y letras de bajo contraste). La OCT puede resultar de utilidad en la valoración de la vía óptica en niños con enfermedades desmielinizantes.

Gray matter atrophy correlates with MS disability progression measured with MSFC but not EDSS

Rudick RA, Lee JC, Nakamura K, Fisher E.
Journal of Neurological Sciences 2009 July; 15; 282 (1-2): 106-11.

La afectación de sustancia gris es un componente importante del proceso de la esclerosis múltiple. Se ha observado una atrofia acelerada de sustancia gris en estos pacientes, y el objetivo de este estudio es relacionar la progresión de la discapacidad con la atrofia global, de sustancia gris y de sustancia blanca. Se realizó un estudio observacional en pacientes con esclerosis múltiple y síndromes clínicos aislados y en controles pareados por edad y sexo. La fracción parenquimatosa cerebral, la fracción de sustancia blanca y gris basales, y su cambio tras cuatro años se correlacionaron con la progresión sostenida de la discapacidad tras el estudio completo (tiempo medio de seguimiento de 6,6 años). Los peores datos basales de RMN se asociaron con EDSS >6,0 al final del estudio. Las tasas de atrofia tras cuatro años no se relacionaron con la progresión en la EDSS, pero la tasa de atrofia de sustancia gris sí se relacionó con la progresión en el MSFC. Todos estos hallazgos inciden en la importancia de la atrofia de sustancia gris en la evolución clínica en los pacientes con esclerosis múltiple.

Association between clinical conversion to multiple sclerosis in radiologically isolated syndrome and magnetic resonance imaging, cerebrospinal fluid, and visual evoked potential: follow-up of 70 patients

Lebrun C, Bensa C, Debouverie M, Wiertlevski S, Brassat D, de Seze J, Rumbach L, Pelletier J, Labauge P, Brochet B, Tourbah A, Clavelou P.
Archives of Neurology 2009 July; 66 (7): 841-846.

En sujetos asintomáticos, pueden encontrarse lesiones desmielinizantes subclínicas al realizar estudios por otro motivo. En este artículo se presentan los datos de seguimiento clínico y de RMN de 70 pacientes con lesiones desmielinizantes subclínicas. Al inicio se realizaron estudios analíticos, de liquido cefalorraquídeo y potenciales evocados, y después control mediante RMN. 23 de los pacientes presentaron una conversión clínica en un tiempo medio de 2,3 años. En este grupo se determinó una tasa de conversión clínica de los pacientes con lesiones asintomáticas en RMN de un 33% en un periodo de seguimiento de cinco años, siendo aún un tema controvertido la necesidad de iniciar un tratamiento antes de la aparición de la clínica de la enfermedad.

MRI measures show significant cerebellar gray matter volume loss in multiple sclerosis and are associated with cerebellar dysfunction

Anderson VM, Fisniku LK, Altmann DR, Thompson AJ, Miller DH.
Multiple Sclerosis 2009 July; 15 (7): 811-817.

Las medidas regionales de atrofia pueden ofrecer información útil acerca de las causas de déficits clínicos específicos en los pacientes con esclerosis múltiple. Aquí se presentan los datos de atrofia cerebelosa de sustancia gris y blanca en pacientes con síndromes clínicos aislados y con esclerosis múltiple, y su papel en las manifestaciones clínicas de afectacion cerebelosa. El volumen de sustancia gris cerebeloso se encontraba reducido en los pacientes con esclerosis múltiple recurrente y esclerosis múltiple progresiva respecto a los controles. Además, resultó significativamente menor en los pacientes que presentaban síntomas cerebelosos respecto a los que tenían una función cerebelosa normal. La afectación de sustancia gris aparece en el cerebelo de los pacientes con esclerosis múltiple de forma más prominente que la de sustancia blanca.

Cortical lesions in primary progressive multiple sclerosis: a 2-year longitudinal MR study

Calabrese M, Rocca MA, Atzori M, Mattisi I, Bernardi V, Favaretto A, Barachino L, Romualdi C, Rinaldi L, Perini P, Gallo P, Filippi M.
Neurology April 2009; 72 (15): 1330-1336

En la esclerosis múltiple primaria progresiva existe una discrepancia entre la escasa carga lesional de sustancia blanca y la gravedad de la discapacidad neurológica. Las secuencias de resonancia de doble recuperación de la inversión han mejorado la sensibilidad para detectar las lesiones corticales en pacientes con esclerosis múltiple recurrente remitente. Se realiza un estudio longitudinal a dos años para determinar la frecuencia, extensión y tasa de formación de lesiones corticales en pacientes con EMPP y su relación con el volumen lesional en T2, la atrofia de sustancia gris y la discapacidad. Se realiza una evaluación clínica y de RMN basal, y a los dos años, en 48 pacientes con EMPP. Se encontraron lesiones corticales en el 81,2% de los pacientes. Durante el seguimiento aumentaron las lesiones corticales y el volumen de lesiones en T2. En la evaluación basal, las lesiones corticales se correlacionaron con las lesiones en T2, la atrofia de sustancia gris, la duración de la enfermedad y la EDSS, así como con el incremento de la atrofia y la discapacidad durante el seguimiento. Un análisis multivariable mostró que el volumen de lesiones corticales en la evaluación basal era un predictor independiente del porcentaje de cambio de la sustancia gris y la acumulación de discapacidad durante los dos años de seguimiento. Las lesiones corticales son hallazgos frecuentes en la EMPP. La extensión de estas alteraciones se asocia con la atrofia cortical y la discapacidad clínica, y es capaz de predecir sus cambios en un periodo medio de tiempo.

Optical coherence tomography differs in neuromyelitis optica compared with multiple sclerosis

Naismith RT, Tutlam NT, Xu J, Klawiter EC, Shepherd J, Trinkaus K, Song SK, Cross AH.
Neurology March 2009; 72 (12): 1077-1082.

La neuromielitis óptica se asocia con lesiones destructivas inflamatorias, que provocan necrosis y daño axonal. La discapacidad en la esclerosis múltiple es debida a una combinación de desmielinización y un grado variable de afectación axonal. La tomografía de coherencia óptica, al medir el espesor de la capa axonal de la retina, es un marcador de daño axonal que puede ayudarnos a distinguir entre estos dos procesos. Se incluyen 22 sujetos con neuromielitis óptica (17 con historia de neuritis óptica) y 47 con esclerosis múltiple, todos ellos con historia de neuritis óptica al menos 6 meses antes del estudio. La neuritis óptica dentro de la neuromielitis óptica se asoció con un menor espesor global de la capa nerviosa de la retina respecto a la neuritis óptica de la esclerosis múltiple. Esto sugiere que la neuromielitis óptica produce un daño axonal más amplio en los nervios ópticos afectos, siendo la tomografía de coherencia óptica una herramienta que puede ayudarnos a distinguir entre estas dos causas de neuritis óptica.

Role of MRI in the differentiation of ADEM from MS in children

Callen DA, Shroff MM, Branson H, Li D, Lotze T, Stephens D, Banwell BL.
Neurology March 2009; 72 (11): 968-973.

La encefalomielitis aguda diseminada es un trastorno desmielinizante típicamente monofásico. A pesar de esto, una presentación clínica compatible con una EAD puede ser el primer episodio de una esclerosis múltiple, especialmente en niños. Los criterios radiológicos para diferenciar entre estos dos cuadros están todavía pendientes de establecer. Se realiza una revisión retrospectiva de las RMN iniciales de 28 niños diagnosticados posteriormente de EM y 20 diagnosticados de EAD. El número total de lesiones no fue diferente en los dos procesos, pero las lesiones periventriculares fueron mayores en los niños con EM. Combinando un análisis cualitativo y cuantitativo se llega a los siguientes criterios para distinguir el primer episodio de EM de una EAD, teniendo que cumplir dos de los siguientes: 1) ausencia de patrón difuso bilateral; 2) presencia de agujeros negros; 3) presencia de dos o más lesiones periventriculares. Empleando estos criterios los pacientes con un primer episodio de esclerosis múltiple pueden distinguirse con un 81% de sensibilidad y un 95% de especificidad.

Deep gray matter involvement on brain MRI scans is associated with clinical progression in multiple sclerosis

Neema M, Arora A, Healy BC, Guss ZD, Brass SD, Duan Y, Buckle GJ, Glanz BI, Stazzone L, Khoury SJ, Weiner HL, Guttmann CR, Bakshi, R.
Journal of Neuroimaging January 2009; 19 (1): 3-8.

Hasta el momento, la asociación encontrada entre las lesiones en RMN convencional y la progresión clínica en la esclerosis múltiple es poco consistente. La evaluación de la sustancia gris puede ayudar a mejorar la correlación clínico-radiológica. En este trabajo se pretende determinar la capacidad para determinar la progresión clínica mediante valoración de la carga lesional y la atrofia con RMN convencional y con mediciones específicas en sustancia gris. Se realiza un estudio longitudinal a cuatro años en 97 pacientes, valorando la intensidad de señal en T2 en ganglios basales y tálamo, el volumen lesional total en T2 y la atrofia cerebral global. Las variables que se asociaron de forma significativa con la progresión clínica fueron una menor intensidad en T2 del caudado en la valoración basal y una disminución de la intensidad en T2 del putamen y el tálamo a lo largo del estudio. Se concluye que la hipointensidad en T2 de la sustancia gris, sugestiva de acúmulo excesivo de hierro, se asocia con la progresión de la discapacidad. La valoración de la sustancia gris mediante RMN puede ser útil para detectar aspectos neurodegenerativos de la enfermedad, con importante implicación en la discapacidad.

Magnetization transfer ratio in gray matter: a potential surrogate marker for progression in early primary progressive multiple sclerosis

Khaleeli Z, Altmann DR, Cercignani M, Ciccarelli O, Miller DH, Thompson AJ.
Archives of Neurology 2008 November; 65 (11): 1454-1459.

La imagen de transferencia de magnetización tiene el potencial de proporcionar un marcador para la progresión en la esclerosis múltiple progresiva primaria. En este estudio se analiza cómo los cambios en la imagen cerebral de transferencia de magnetización, la carga lesional en T2 y la atrofia a lo largo de tres años reflejan los cambios clínicos concurrentes, y cuáles hallazgos basales de imagen pueden predecir mejor la progresión a los tres añosen esclerosis múltiple progresiva primaria en estadio inicial. Se realiza de forma prospectiva en cuarenta y siete pacientes y dieciocho controles, con estudios de imagen cada 6 meses durante tres años. Se encuentra correlación entre los cambios rápidos en la imagen de transferencia de magnetización y el aumento de la carga lesional en T2 con tasas mayores de progresión en la EDSS. La tasa de transferencia de magnetización de la sustancia gris es el indicador basal que mejor predice la progresión a los tres años.

Cognitive impairment and structural brain damage in benign multiple sclerosis

Rovaris M, Riccitelli G, Judica E, Possa F, Caputo D, Ghezzi A, Bertolotto A, Capra R, Falautano M, Mattioli F, Martinelli V, Comi G, Filippi M.
Neurology 2008 November; 71 (19): 1521-1526.

Incluso en la esclerosis múltiple llamada benigna, donde la discapacidad física es mínima o inexistente, en muchos casos parece existir un déficit cognitivo subclínico. Mediante RMN con tensor de difusión, que permite cuantificar la extensión del daño tisular indetectable con técnicas convencionales, se pretende determinar la afectación que permanece detrás de la disfunción cognitiva en los pacientes con formas benignas. Se obtienen RMN convencionales y con tensor de difusión de 62 pacientes con formas benignas, 36 con forma secundaria progresiva y 19 controles sanos. En los pacientes con formas benignas se realizaron test neuropsicológicos para explorar memoria, atención y funciones frontales. Doce pacientes con formas benignas cumplen criterios para deterioro cognitivo. Los pacientes con formas benignas presentaron peores valores en RMN que los controles. Los pacientes sin deterioro cognitivo tenían valores mejores que las formas progresivas, pero aquellos con deterioro cognitivo no se diferenciaban en ningún parámetro de RMN de las formas secundarias progresivas. Como conclusión, en los pacientes con formas benignas, el deterioro cognitivo se asocia con daño estructural cerebral importante, lo que parece indicar un curso más discapacitante de la enfermedad. Una definición de esclerosis múltiple benigna completa debería incluir preservación de la función cognitiva como requisito adicional.

Retinal peripapillary nerve fiber layer thickness in neuromyelitis optica

Merle H, Olindo S, Donnio A, Richer R, Smadja D, Cabre P.
Investigative Ophthalmology & Visual Science 2008 October; 49 (10): 4412-4417.

Se realiza un estudio transversal para determinar el espesor de las fibras nerviosas peripapilares de la retina mediante tomografía de coherencia óptica a lo largo del curso de la neuromielitis óptica. Se revisan 15 pacientes con neuromielitis óptica, 15 con esclerosis múltiple y 23 controles sanos. El espesor medio de la capa nerviosa peripapilar de la retina era de 65.44μm en NMO, 83.85μm en EM y de 106.24μm en controles sanos (p=0.01). Éste es el primer estudio para medir las fibras peripapilares en la neuromielitis óptica. Muestra que las neuropatías ópticas en este trastorno se acompañan también de pérdida axonal aguda y crónica, como se comprueba mediante OTC.

Optical coherence tomography in multiple sclerosis: Thickness of the retinal nerve fiber layer as a potential measure of axonal loss and brain atrophy

Siger M, Dziegielewski K, Jasek L, Bieniek M, Nicpan A, Nawrocki J, Selmaj K.
Journal of Neurology 2008 October; 255 (10): 155-1560.

El objetivo de este trabajo es investigar la correlación entre la medición por tomografía de coherencia óptica del espesor de la capa de fibras nerviosas de la retina (RNFL) y la perdida axonal medida mediante RMN. Se estudian 51 pacientes con esclerosis múltiple recurrente remitente, 20 de los cuales tenían historia de neuritis óptica, y 12 controles sanos. El RNFL en el ojo afecto en los pacientes con historia de neuritis óptica era significativamente menor que en el grupo sin antecedentes o en controles sanos. En el ojo no afecto y en pacientes sin antecedentes también era menor que en controles sanos, pero sin significación. En los pacientes sin historia de neuritis óptica, las mediciones menores de RNFL se asociaron con un mayor volumen lesional en T1 y en T2. Además, se asoció con una reducción de la fracción parenquimatosa cerebral. La asociación en los ojos afectos fue más débil, sin significación, debido probablemente a una atrofia severa postinflamatoria. La medición de RNFL mediante tomografía de coherencia óptica puede ser útil como marcador indirecto de la atrofia cerebral en los pacientes con esclerosis múltiple.

Cognitive impairment in multiple sclerosis can be predicted by imaging early in the disease

Summers M, Swanton J, Fernando K, Dalton C, Miller DH, Cipolotti L, Ron MA.
Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry 2008 August; 79 (8): 955-958.

El déficit cognitivo es frecuente en la esclerosis múltiple, contribuyendo a la carga de la enfermedad. La capacidad para predecir el déficit cognitivo futuro mediante las imágenes obtenidas al inicio de la enfermedad no se ha investigado. A 62 pacientes con una RMN en los primeros tres meses tras un episodio clínico aislado se les realizó siete años después una evaluación neuropsicológica. 28 pacientes habían desarrollado una esclerosis múltiple, y nueve cumplían criterios de McDonald para esclerosis múltiple. Los déficits en velocidad de procesamiento de la información y funciones ejecutivas fueron los más habituales. Las lesiones basales en T1 predicen los déficits ejecutivos, y la aparición de lesiones nuevas en T2 en el seguimiento a los tres meses la velocidad de procesamiento disminuida. Un aumento de la concentración de mio-inositol en la sustancia blanca de aspecto normal pasados los tres años de evolución se asoció con una peor función ejecutiva. Con todo esto se concluye que las variables de RMN al inicio nos permiten predecir la aparición posterior de alteraciones cognitivas, pudiendo tener implicaciones en cuanto al seguimiento y el tratamiento que precisen los pacientes.

Intra-cortical connectivity in multiple sclerosis: a neurophysiological approach

Tecchio F, Zito G, Zappasodi F, Dell’ Acqua ML, Landi D, Nardo D, Lupoi D, Rossini PM, Filippi MM.
Brain 2008 July; 131 (7): 1783-1792.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta principalmente a la sustancia blanca, produciendo como secuela funcional desconexión córtico-cortical parcial o total. En este trabajo se determina un parámetro neurofisiológico mediante magnetoencefalografía para cuantificar el índice de conectividad intracortical, centrándose en las áreas corticales somatosensoriales primarias. Se revisan 21 pacientes con esclerosis múltiple recurrente-remitente, en fase estable sin déficit sensitivo objetivable, con una afectación leve (EDSS con una mediana de 1,5). Además se realiza una RMN para cuantificar la carga lesional. Al compararlos con controles sanos, los pacientes tuvieron un índice de conectividad intracortical menor, sin encontrar correlación con la discapacidad o la duración de la enfermedad. La correlación encontrada con la carga lesional fue ligera.

Optical coherence tomography in neuromyelitis optica

de Seze J, Blanc F, Jeanjean L, Zéphir H, Labauge P, Bouyon M, Ballonzoli L, Castelnovo G, Fleury M, Defoort S, Vermersch P, Speeg C.
Archives of Neurology 2008 July; 65 (7): 920-923.

En este trabajo se evalúa el empleo de la tomografía de coherencia óptica en la Neuromielitis Óptica (NMO) y determinar si esta técnica puede ser un buen marcador del daño axonal en esta enfermedad. Se estudian de forma prospectiva treinta y cinco pacientes con NMO o en riesgo elevado de padecerla (neuritis óptica o mielitis con anticuerpos NMO positivos) junto con 15 controles sanos. El grosor de la capa nerviosa de la retina fue significativamente menor en los pacientes que en los controles. Se encontró una buena correlación entre los resultados de la tomografía y los del campo visual, y una correlación más débil con la agudeza visual y los potenciales evocados. No se encontró relación entre los resultados de la tomografía y el sexo, la edad, o la duración de la enfermedad. El espesor de la capa nerviosa de la retina presentaba una correlación muy importante con la EDSS (p <0,001). La tomografía de coherencia óptica es una técnica fácil de realizar, y se encuentra significativamente alterada en pacientes con NMO. Puede ser considerada un marcador de daño axonal, con una buena correlación con la EDSS, aunque será necesario un estudio prospectivo longitudinal para confirmar estos datos.

Absence of diffuse cervical cord tissue damage in early, non-disabling relapsing-remitting MS: a preliminary study

Rovaris M, Judica E, Ceccarelli A, Ghezzi A, Martinelli V, Comi G, Filippi M.
Multiple Sclerosis 2008 July; 14(6): 853-856.

La resonancia magnética con transferencia de magnetización (RMN-TM) puede proporcionarnos información cuantitativa sobre la gravedad del daño tisular en la médula cervical de los pacientes con esclerosis múltiple. Las mediciones derivadas de la RMN-MT se relacionaron con la gravedad del la discapacidad motora. El objetivo es investigar si la lesión de la columna cervical detectable por RMN-MT está presente en la forma inicial de esclerosis múltiple recurrente-remitente. Se estudiaron 23 pacientes con menos de cinco años de evolución de la enfermedad y 10 controles sanos. En nueve pacientes (39%) se encontraron una o más lesiones cervicales. Los resultados de RMN-MT no presentaron diferencia entre los pacientes y los controles. Además, no se encontró correlación de las mediciones en médula cervical con RMN-MT con el volumen lesional en T2. Como conclusión de este estudio, la afectación de la médula cervical en los pacientes con esclerosis múltiple inicial, con poca discapacidad, parece estar limitada a lesiones macroscópicas. Serán necesarios estudios longitudinales para definir la dinámica de la acumulación de lesión tisular a lo largo de la evolución de la enfermedad.

Retinal nerve fiber layer thickness is associated with brain MRI outcomes in multiple sclerosis

Grazioli E, Zivadinov R, Weinstock-Guttman B, Lincoff N, Baier M, Wong JR, Hussein S, Cox JL, Hojnacki D, Ramanathan M.
Journal of Neurological Sciences 2008 May; 268 (1-2): 12-17.

La esclerosis múltiple es una enfermedad caracterizada por el doble proceso de inflamación y neurodegeneración. La RMN cráneo convencional es la mejor herramienta para detectar y monitorizar la carga lesional y la inflamación, pero tiene una capacidad limitada para determinar la pérdida axonal. La tomografía de coherencia óptica es una técnica simple de alta resolución que emplea luz cercana al infrarrojo para cuantificar el adelgazamiento de la capa de fibras nerviosas de la retina, donde solo se encuentran axones no mielinizados. Se valora en este trabajo el adelgazamiento de la capa de fibras nerviosas de la retina (RNFL) en 30 pacientes de EM consecutivos. En 18 se realizó, además, una RMN cráneo valorando volumen lesional en T1 y T2, volumen cerebral normalizado, volumen de sustancia gris y blanca y difusividad media cerebral. Se encontró una fuerte asociación entre el grosor de RNFL y el volumen cerebral normalizado. Además, también se asoció con el volumen lesional en T2 y con el volumen de sustancia blanca de forma significativa. Existía una correlación negativa entre el tamaño de RNFL y la discapacidad valorada mediante EDSS. Los resultados apoyan la utilidad de esta técnica para monitorizar el daño axonal en los pacientes con EM.

Relationship between MRI lesion activity and response to IFN-β in relapsing-remitting multiple sclerosis patients

Río J, Rovira A, Tintoré M, Huerga E, Nos C, Téllez N, Tur C, Comabella M, Montalbán X.
Multiple Sclerosis 2008 May; 14 (4): 479-484.

El objetivo de este trabajo es evaluar la capacidad de la RMN craneal realizada al inicio y al año, para valorar la progresión de la discapacidad en pacientes con EMRR en los dos primeros años de terapia con interferón beta. Se realiza un estudio prospectivo y longitudinal realizando a los pacientes una RMN previa al inicio del tratamiento y otra al año, determinando la carga lesional en T2, en T1 sin contraste y en T1 con contraste y la fracción parenquimatosa cerebral. Además, en la RMN a los 12 meses se valoran las lesiones activas (nuevas o aumentadas en T2 o con captación de contraste). La EDSS se determina cada tres meses, definiendo como progresión de la discapacidad como el aumento de al menos un punto en la EDSS confirmado y mantenido durante al menos los dos años de terapia con interferón beta. Se realiza un análisis de regresión para identificar las variables de RMN que mejor puedan predecir el aumento en la discapacidad. El dato que mejor se relaciona con el aumento de la discapacidad durante los primeros dos años de tratamiento con interferón beta es la presencia de lesiones activas en la RMN realizada a los pacientes al año de iniciar el tratamiento.

Multimodal evoked potentials measure and predict disability progression in early relapsing-remitting multiple sclerosis

Jung P, Beyerle A, Ziemann U.
Multiple Sclerosis 2008 May; 14 (4): 553-556.

En 37 pacientes con formas iniciales de esclerosis múltiple recurrente remitente se obtuvieron de forma periódica potenciales evocados multimodales, datos clínicos (EDSS) y Multiple Sclerosis Functional Composite durante 24 meses. Los cambios en los potenciales evocados se correlacionan significativamente con la EDSS y con el MSFC. Los pacientes con una progresión relevante de la EDSS presentan un deterioro más intenso de los potenciales evocados que los pacientes estables. Estos datos sugieren que los potenciales evocados seriados miden y ayudan parcialmente a predecir la actividad clínica relevante en un momento de gran importancia terapéutica como es la fase inicial de la EMRR.

Use of combined conventional and quantitative MRI to quantify pathology related to cognitive impairment in multiple sclerosis

Lin X, Tench CR, Morgan PS, Constantinescu CS.
Journal of Neurology Neurosurgery and Psychiatry 2008 April; 79: 437-441.

El déficit cognitivo se presenta frecuentemente y de forma precoz en los pacientes con esclerosis múltiple. En este trabajo se pretende determinar la relación entre las alteraciones cognitivas y la extensión del daño tisular en el cuerpo calloso, valorada mediante RMN convencional, de transferencia de magnetización y con tensor de difusión. El área del cuerpo calloso no presentaba diferencias significativas en pacientes respecto a controles, pero sí era significativamente menor en aquellos pacientes con déficit cognitivo. La transferencia de magnetización media en el cuerpo calloso fue menor en pacientes que en controles. El coeficiente medio de difusión aparente del cuerpo calloso era mayor en los pacientes. La transferencia de magnetización media, el coeficiente medio de difusión y la atrofia del cuerpo calloso constituyen una medida adecuada para detectar cambios sutiles macro y microscópicos, implicados en el deterioro cognitivo presente en la esclerosis múltiple.

Regional hippocampal atrophy in multiple sclerosis

Sicotte NL, Kern KC, Giesser BS, Arshanapalli A, Schultz A, Montag M, Wang H, Bookheimer SY.
Brain 2008 April; 131 (4): 1134-1141.

Las estructuras de la sustancia gris cerebral, incluyendo los núcleos profundos y la corteza cerebral se afectan de forma significativa y precoz en el curso de la esclerosis múltiple, sin una relación directa con las lesiones desmielinizadas de la sustancia blanca. El hipocampo es una estructura fundamental para las funciones de memoria, y muy sensible a múltiples factores, incluida la inflamación. Se emplean imágenes de RMN de alta resolución (3 teslas) para medir el volumen del hipocampo en pacientes con esclerosis múltiple recurrente remitente y secundaria progresiva, y controles sanos. Se encuentra en los dos grupos de pacientes atrofia del hipocampo, con una pérdida de volumen mayor proporcionalmente que la atrofia cerebral global. Estos hallazgos proporcionan una evidencia respecto a una atrofia selectiva y progresiva del hipocampo en los pacientes de esclerosis múltiple, aunque el substrato histopatológico de este proceso, desproporcionado respecto a la atrofia global, permanece desconocido. Serán necesarios posteriores estudios sobre este proceso para ayudarnos a comprenderlo, pudiendo proporcionar datos útiles dirigidos a un tratamiento neuroprotector.

Disability and T2 MRI lesions: a 20-year follow-up of patients with relapse onset of multiple sclerosis

Fisniku LK, Brex PA, Altmann DR, Miszkiel KA, Benton CE, Lanyon R, Thompson AJ, Miller DH.
Brain 2008 March; 131 (3): 808-817.

Un episodio clínico aislado es frecuentemente la primera manifestación de la esclerosis múltiple, pero no todos los pacientes que lo presentan acaban desarrollando esta enfermedad, y en aquellos en los que aparece, el curso de la enfermedad es variable. Se ha descrito en estudios previos una relación entre el número de lesiones en T2 en la RMN de cráneo inicial y el riesgo de desarrollar EM y la discapacidad. En este trabajo se presentan datos de seguimiento clínico prospectivo a 20 años, y su relación con los datos de RMN. De los 140 pacientes con un episodio clínico aislado reclutados para el estudio inicial de RMN, se realiza seguimiento a 107, durante un tiempo medio de 20,2 años. El 63% de los pacientes desarrollaron esclerosis múltiple (clínicamente definida), el 82% de los que presentaban una RMN anormal y el 21% de los de RMN normal. De los pacientes con esclerosis múltiple, el 58% continuaban presentando un curso recurrente, incluyendo un 39% con una forma benigna (EDSS <3). Se encuentra una correlación entre el cambio en el volumen de lesiones en T2 y el cambio en la EDSS, especialmente a los cinco años. La tasa estimada de crecimiento lesional fue de 0,80 cm3/año en los pacientes que presentan una forma en brotes, y de 2,89 cm3/año en los que tienen una forma progresiva. Este estudio realiza un seguimiento prolongado en pacientes con un episodio clínico aislado, analizando la evolución de las lesiones de RMN a lo largo de la historia natural de la enfermedad. Los hallazgos basales en RMN predicen el desarrollo de la esclerosis múltiple clínicamente definida. El volumen lesional y su progresión en los primeros años se correlaciona con la discapacidad después de 20 años. Por ultimo, la tasa anual de crecimiento lesional es tres veces mayor en los pacientes que han desarrollado una forma progresiva, frente a los que permanecen en una forma en brotes.

An investigation of the retinal nerve fibre layer in progressive multiple sclerosis using optical coherence tomography

Henderson AP, Trip SA, Schlottmann PG, Altmann DR, Garway-Heath DF, Plant GT, Miller DH
Brain 2008 January; 131 (1): 277-287.

La pérdida axonal constituye la principal causa de discapacidad en la esclerosis múltiple progresiva. La capa de fibras nerviosas de la retina está compuesta por axones largos amielínicos de las células ganglionares de la retina, y pueden estudiarse mediante tomografía de coherencia óptica, suministrando una medida del daño axonal. Se realizan mediciones del adelgazamiento de la capa de fibras y del volumen macular en 23 pacientes con esclerosis múltiple progresiva primaria y 27 con múltiple secundaria progresiva, además de 20 controles sanos. Se encontraron diferencias significativas en el volumen macular y el grosor de la capa de fibras de la retina de los pacientes con EMSP (en ojos sin antecedentes de neuritis óptica) respecto a los pacientes. En cambio, en los pacientes con formas progresivas primarias no se encuentran diferencias respecto a los controles sanos. Esto implica diferencias en el proceso del daño axonal en la forma progresiva primaria y secundaria, al menos a nivel del nervio óptico y la retina.

Neuromyelitis optica-IgG in childhood inflammatory demyelinating CNS disorders

Banwell B, Tenembaum S, Lennon VA, Ursell E, Kennedy J, Bar-Or A, Weinshenker BG, Lucchinetti CF, Pittock SJ.
Neurology 2008 January 29; 70 (5): 344-352.

El objetivo es determinar la prevalencia de los anticuerpos IgG anti-NMO en niños con enfermedades desmielinizantes del sistema nervioso central. Se realiza la medición de anticuerpos en 87 niños: 41 con esclerosis múltiple recurrente remitente, 17 con neuromielitis óptica, 13 con neuritis óptica recurrente o monofásica, 13 con mielitis transversa, de los cuales 10 presentaban compromiso medular extenso, y 3 eran encefalomielitis aguda diseminada con mielitis transversa con compromiso medular extenso. Diez de los niños (11%) fueron seropositivos: ocho de los 17 con neuromielitis óptica; y de éstos, 7 de los 9 con forma recurrente y uno de los 8 con curso monofásico. Los otros dos seropositivos fueron uno de los cinco con neuritis óptica recurrente y uno con mielitis transversa extensa recurrente. No apareció ningún paciente seropositivo entre los que tenían una esclerosis múltiple recurrente remitente, una mielitis transversa extensa no recurrente aislada o en el contexto de una encefalomielitis aguda, o una neuritis óptica no recurrente. El comportamiento serológico de la neuromielitis óptica en el niño es similar al del adulto. En este trabajo, ninguno de los pacientes con mielitis transversa extensa monofásica presentaban anticuerpos anti-NMO; por tanto, la mielitis transversa extensa no parece representar un factor predictor de neuromielitis óptica en los niños, a diferencia de en los adultos, aunque serán necesarios nuevos estudios con mayor número de pacientes con mielitis transversa extensa en edad pediátrica para confirmar si la negatividad en los anticuerpos anti-NMO constituye un predictor negativo para la recurrencia.

Relation of vision to global and regional brain MRI in multiple sclerosis

Wu GF, Schwartz ED, Lei T, Souza A, Mishra S, Jacobs DA, Markowitz CE, Galetta SL,
Nano-Schiavi ML, Desiderio LM, Cutter GR, Calabresi PA, Udupa JK, Balcer, LJ.
Neurology 2007 December 4; 69 (23): 2128-2135

Se pretende determinar la relación entre los resultados del test de sensibilidad al contraste de letras y las alteraciones visuales en un grupo de pacientes de esclerosis múltiple. Se determinaron el volumen de lesiones en T2, la fracción parenquimatosa cerebral total y en las áreas relacionadas con la visión. Se realiza la agudeza visual con bajo con- traste (2,5% y 1,25%) y la agudeza visual estándar. Se encuentra una buena correlación entre la carga lesional en la RMN y los resultados en el test de sensibilidad al contraste.

Optical coherence tomography and disease subtype in multiple sclerosis

Pulicken M, Gordon-Lipkin E, Balcer LJ, Frohman E, Cutter G, Calabresi PA.
Neurology 2007 November 27; 69 (22): 2085-2092.

Se estudian mediante tomografía de coherencia óptica 326 pacientes de esclerosis múltiple con o sin historia de neuritis óptica, y 94 controles sanos. El espesor de la capa nerviosa de la retina estaba significativamente reducido en los pacientes con historia de neuritis óptica, tanto en el ojo afecto como en el sano, y en los pacientes sin historia de neuritis óptica. Esta reducción se encontró significativamente mayor en los pacientes con formas progresivas de la enfermedad.

Relationship between the extent of T2 lesions and the onset of secondary progression in multiple sclerosis

Mostert JP, de Groot JC, Ramsaransing GS, Koch MW, De Keyser J.
European Journal of Neurology 2007 November; 14 (11): 1210-1205.

Se pretende con este trabajo relacionar los hallazgos en la RMN de cráneo con el inicio de una forma clínica progresiva en los pacientes con esclerosis múltiple recurrente remitente. Se revisaron las RMN iniciales de 90 pacientes con forma remitente- recurrente que habían seguido revisiones durante al menos 10 años. Después del periodo de seguimiento, 36 pacientes habían pasado a forma progresiva. La presencia de más de 10 lesiones en T2 aumenta el riesgo de progresión en más del doble. Esto aumenta más aún si al menos una de estas lesiones es confluente. También se encuentra correlación con la carga lesional en T2, aunque no con la atrofia cerebral. Se encuentra por tanto relación importante entre la extensión de las lesiones en T2 en RMN y la evolución de la enfermedad a una forma progresiva.

Quantitative assessment of iron accumulation in the deep gray matter of multiple sclerosis by magnetic field correlation imaging

Ge Y, Jensen JH, Lu H, Helpern J, Miles L, Inglese M, Babb J, Herbert J, Grossman R.
American Journal of Neuroradiology 2007 October; 28 (9): 1639-1644.

Recientemente se han relacionado los depósitos de hierro como factor implicado en la fisiopatología del proceso neurodegenerativo en la esclerosis múltiple. El objetivo de este trabajo es cuantificar el depósito de hierro en la sustancia gris profunda de estos pacientes. Se estudian 17 pacientes y 14 controles con una RMN de 3 Teslas realizándose una técnica de correlación de campo magnético comparando los resultados en la sustancia gris profunda y en sustancia blanca. También se correlacionaron los datos con la carga lesional y los resultados de los test neuropsicológicos en los pacientes. Los resultados muestran un acúmulo mayor en los pacientes que en los controles, con un incremento medio del 24% en el globo pálido, el 39,5% en el putamen y el 30,6% en el tálamo. Se correlaciona de forma significativa con el número total de lesiones en RMN. Además, se encontró una correlación moderada, con significación estadística con los resultados en los test neuropsicológicos. La medición cuantitativa del contenido en hierro mediante correlación de campo magnético demuestra un aumento del acúmulo de hierro en la sustancia gris profunda de los pacientes con esclerosis múltiple. Este acúmulo puede contribuir al deterioro cognitivo y tiene implicaciones en los procesos neurodegenerativos de la esclerosis múltiple.

Electrophysiological evidence for heterogeneity of lesions in optic neuritis

Klistorner A, Graham S, Fraser C, Garrick R, Nguyen T, Paine M, O’Day J, Grigg J, Arvind H, Billson FA.
Investigative Ophthalmology & Visual Science 2007 October; 48 (10): 4549-4556.

Se analiza la evolución durante un año en la evaluación mediante potenciales evocados de un primer episodio de neuritis óptica en pacientes con posible esclerosis múltiple. Se examinan mediante potenciales evocados visuales 27 pacientes con un primer episodio de neuritis óptica, sin episodios previos, con lesiones en RMN sugestivas de desmielinización. Se determinaron los cambios en la amplitud y la latencia al mes, tres, seis y 12 meses tras el cuadro. En cinco de los pacientes persistía la pérdida de amplitud tras 12 meses, especialmente intensa a nivel central. En el resto de los pacientes se recuperó la amplitud al primer mes, pero continuó el retraso en la latencia. Este retraso se mantuvo en seis de estos pacientes y mejoró de forma significativa a los 12 meses en los demás. El riesgo de conversión a esclerosis múltiple fue significativamente mayor en los pacientes con pérdida de la amplitud del potencial, seguido por el grupo con retraso permanente en la latencia. Se identifican, por tanto, distintos patrones de evolución de la enfermedad mediante el empleo de potenciales evocados visuales multifocales en pacientes con neuritis óptica y riesgo elevado de desarrollar esclerosis múltiple.

Thalamic atrophy and cognition in multiple sclerosis

Houtchens MK, Benedict RH, Killiany R, Sharma J, Jaisani Z, Singh B, Weinstock-Guttman B, Guttmann CR, Bakshi R.
Neurology 2007 September 18; 69 (12): 1213-1223.

En estudios previos se ha visto especial relación del deterioro cognitivo en los pacientes de esclerosis múltiple con el aumento de tamaño del tercer ventrículo, lo que sugiere una relevancia clínica de la lesión en las estructuras que lo rodean. En este trabajo se plantea la hipótesis de que el volumen talámico es menor en los pacientes que en la población general, y se relaciona con la función cognitiva. Se estudiaron 79 pacientes y 16 controles con RMN, determinando el volumen del tálamo, la anchura del tercer ventrículo, la atrofia cerebral global, la carga lesional en T2 y las lesiones realzadas con gadolinio. El volumen talámico fue un 16,8% menor en los pacientes de forma significativa, y se correlaciona de forma moderada intensa con la valoración cognitiva en todas las áreas.

In vivo assessment of cervical cord damage in MS patients: a longitudinal diffusion tensor MRI study

Agosta F, Absinta M, Sormani M, Ghezi A, Bertoloto A, Montanari E, Comi G, Filippi M.
Brain 2007 August; 130 (8): 2211-2219.

La afectación de la médula cervical contribuye a la aparición de discapacidad en la esclerosis múltiple, y puede ser valorada mediante RMN. En este trabajo se emplea RMN convencional y con tensor de difusión para definir un perfil temporal del daño tisular intrínseco y atrofia, cómo se interrelacionan y determinar la correlación de las medidas de RMN medular con el daño cerebral y la discapacidad. Se obtienen imágenes convencionales y con tensor de difusión de 42 pacientes y 9 controles sanos de forma basal y después de un seguimiento medio de 2,4 años. En cada momento se midieron el número de lesiones cervicales, el área transversal, la difusividad media y la anisotropía fraccional. Además, se midió el volumen de lesiones cerebrales en T2, difusividad media de sustancia gris y sustancia blanca de aspecto normal y anisotropía fraccional cerebral. En los pacientes con esclerosis múltiple el área transversal y la anisotropía fraccional disminuyen, aumentando la difusividad media, durante el tiempo de seguimiento. No se encontró correlación en la evolución en el tiempo de los pa- parámetros de difusión y del área transversal. Tampoco se encuentra ninguna correlación entre los parámetros medulares y cerebrales. Se concluye en el trabajo que la lesión medular en la esclerosis múltiple es independiente del grado de afectación cerebral, y precisa ser estudiada mediante diversas técnicas.

Relapsing neuromyelitis optica and relapsingremitting multiple sclerosis: differentiation at diffusion-tensor MR imaging of corpus callosum

Yu CS, Zhu CZ, Li KC, Xuan Y, Qin W, Sun H, Chan P.
Radiology 2007 July; 244 (1): 249-256.

En este trabajo los autores pretenden determinar de forma prospectiva la especificidad y la sensibilidad de los índices de difusión del cuerpo calloso para diferenciar la esclerosis múltiple recurrente remitente de la neuromielitis óptica recurrente, empleando como referente el diagnóstico clínico final. Se realizaron mediciones en 46 pacientes consecutivos de EMRR y 26 de neuromielitis óptica recurrente, mediante RMN con tensor de difusión. La sensibilidad y la especificidad fueron de 92,3% y 93,5% para la anisotropía fraccional de difusión de tensor y de 88,5% y 89,1% para la difusividad media. Estos índices de difusión en el cuerpo calloso pueden resultar de utilidad para distinguir pacientes con neuromielitis óptica recurrente de los de esclerosis múltiple recurrente-remitente.

Diagnostic accuracy of retinal abnormalities in predicting disease activity in MS

Sepulcre J, Murie-Fernandez M, Salinas-Alaman A, Garcia-Layana A, Bejarano B, Villoslada P.
Neurology 2007 May; 68 (18): 1488-1494.

Este estudio pretende determinar la asociación entre el grosor de la capa de fibras nerviosas retinianas y la actividad de la enfermedad en pacientes con esclerosis múltiple. Se estudia de forma prospectiva un grupo de 61 pacientes y 29 controles durante dos años, realizando evaluaciones neurológicas cada 3 meses y valoraciones oftalmológicas cada 6, incluyendo tomografía de coherencia óptica y presencia de periflebitis retiniana. Además, se realizaron RMN basales, determinando el volumen cerebral total y la carga lesional. Se encontró que la capa de fibras nerviosas de la retina era más fina en pacientes con esclerosis múltiple que en controles. Aunque este adelgazamiento era significativamente mayor en pacientes que han sufrido una neuritis óptica, aquellos que no la habían presentado también tenían una capa más fina que los controles sanos. La atrofia de esta capa se relacionaba con una mayor discapacidad y con una duración mayor de la enfermedad. Además, la presencia de atrofia en el cuadrante temporal en la evaluación basal se relacionaba con la progresión de la EDSS o la aparición de brotes durante el tiempo del estudio. El grosor de la capa de fibras nerviosas de la retina se correlaciona de forma significativa con el volumen de sustancia blanca y el volumen de sustancia gris. La presencia de periflebitis retiniana es un factor de riesgo para presentar un brote en los dos años siguientes, y estos pacientes tienen un volumen mayor de lesiones realzadas con gadolinio. Concluyen que la atrofia de la capa de fibras nerviosas de la retina y la presencia de periflebitis se asocia con la actividad de la enfermedad, por lo que la evaluación oftalmológica podría usarse como marcador de actividad en la esclerosis múltiple.

Cerebrospinal fluid total tau protein levels in patients with multiple sclerosis

Terzi M, Birinci A, Cetinkaya E, Onar MK.
Acta Neurologica Scandinavica 2007 May; 115 (5): 325-330.

La proteína Tau está presente en los microtúbulos de los axones. El objetivo de este estudio es buscar una asociación entre la concentración de proteína Tau en el líquido cefalorraquídeo y el pronóstico clínico en los pacientes con esclerosis múltiple. Se determina la concentración de proteína Tau en LCR en 45 pacientes y en 38 controles sin enfermedad del sistema nervioso central. La concentración media de Tau en LCR en pacientes de EM fue de 238,66 +/- 237,44, frente a 93,65 +/- 82,14 en los controles. La diferencia entre los niveles en las tres formas clínicas y los controles fue estadísticamente significativa. Los niveles altos de proteína Tau pueden ser un marcador precoz de daño axonal, y podrían emplearse para monitorizar terapias de neuroprotección.

Progression of non-age related callosal brain atrophy in multiple sclerosis. A nine years longitudinal MRI study representing four decades of disease development

Martola J, Stawiarz L, Fredrikson S, Hillert J, Bergström J, Flodmark O, Kristoffersen-Wiberg M.
Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry 2007 April; 78 (4): 375-480.

El área del cuerpo calloso en una imagen sagital medial es independiente de la edad en una población adulta normal. Por tanto, puede ser usada como un marcador para la atrofia cerebral no relacionada con la edad, y en este estudio se investiga si disminuye el área del cuerpo calloso en el tiempo, y cómo, en pacientes con EM. Tras realizar seguimiento mediante RMN a 37 pacientes durante nueve años, se encuentra una disminución significativa del área del cuerpo calloso, y una asociación persistente con la discapacidad. La tasa de reducción anual fue del 1,8%. No se encontró correlación con el género, el tiempo de evolución, la edad al inicio de la EM ni con curso de la enfermedad. Por tanto, las evaluaciones seriadas del área del cuerpo calloso pueden constituir un método adecuado para monitorizar la atrofia progresiva asociada a la EM.

Motor evoked potentials in multiple sclerosis patients without walking limitation: amplitude vs. conduction time abnormalities

Gagliardo A, Galli F, Grippo A, Amantini A, Martinelli C, Amato MP, Borsini W.
Journal of Neurology 2007 February; 254 (2): 220-227.

En un grupo de pacientes con EM sin limitaciones en la marcha se utilizan los potenciales evocados motores (PEMs) para detectar disfunción en las vías motoras. Incluso en los pacientes con signos neurológicos menores o con exploración normal (EDSS 0-1,5) los PEMs muestran diferencias significativas respecto al grupo control y con el grupo con discapacidad (EDSS 2-3,5). La diferencia es más acusada entre los pacientes con discapacidad y el grupo control. De todos los parámetros analizados en los PEMs, los más sensibles fueron la disminución de la amplitud y el área, estando alguno alterado en el 75% de los casos, mientras que el tiempo de conducción motora central sólo se eleva en el 56,2%. En estadios iniciales de EM aparece un porcentaje elevado de alteraciones del área o la amplitud. Estos parámetros deberían ser considerados en ensayos clínicos y estudios de seguimiento como marcadores de disfunción en las vías motoras.

Deep gray matter perfusion in multiple sclerosis: dynamic susceptibility contrast perfusion magnetic resonance
imaging at 3 T

Inglese M, Park SJ, Johnson G, Babb JS, Miles L, Jaggi H, Herbert J, Grossman RI.
Archives of Neurology 2007 February; 64 (2): 196-202.

Se analiza la presencia de anomalías en la perfusión de la sustancia gris profunda en pacientes de EM recurrente-remitente y primaria progresiva, y su impacto en la discapacidad clínica y la fatiga. Se midió el flujo cerebral, el volumen sanguíneo cerebral y el tiempo medio de tránsito en el tálamo, el putamen y el caudado. El flujo sanguíneo cerebral en los tres núcleos está significativamente disminuido en los pacientes comparados con los controles, con una tendencia a ser menor en los pacientes con forma primaria progresiva respecto a los recurrentes-remitentes, sin alcanzar significación. La puntuación en fatiga está significativamente correlacionada con el flujo cerebral y el volumen sanguíneo cerebral. Por todo esto se concluye que la disminución en la perfusión tisular en la sustancia gris profunda de los pacientes con EM se asocia con la severidad de la fatiga.

Metabolite findings in tumefactive demyelinating lesions utilizing short echo time proton magnetic resonance spectroscopy

Cianfoni A, Niku S, Imbesi SG.
American Journal of Neuroradiology 2007 February; 28 (2): 272-277.

El objetivo de este estudio es emplear la RMN con espectroscopía en el diagnóstico de los trastornos desmielinizantes y como ayuda para diferenciar lesiones desmielinizantes pseudotumorales de procesos neoplásicos. Se realizaron pruebas a 4 pacientes, uno con una lesión focal con realce en anillo, otro con múltiples lesiones con realce en anillo, otro con múltiples lesiones con realce completo y el cuarto con una gran zona de edema y efecto masa sin realce de contraste. En los cuatro pacientes se encontró una importante elevación de los picos de glutamato y glutamina. Los cuatro pacientes fueron diagnosticados de esclerosis múltiple mediante LCR, biopsia cerebral y/o seguimiento. Esta información resulta de utilidad en el diagnóstico de la esclerosis múltiple, en especial en las formas de presentación pseudotumorales, ya que la elevación de los picos de glutamato/glutamina característicamente no se ve en los procesos tumorales agresivos intra-axiales.

Onset and underpinnings of white matter atrophy at the very early stage of multiple sclerosis--a two-year longitudinal MrI/MRSI study of corpus callosum

Audoin B, Ibarrola D, Malikova I, Soulier E, Confort-Gouny S, Duong MV, Reuter F, Viout P, Ali-Cherif A, Cozzone PJ, Pelletier J, Ranjeva JP.
Multiple Sclerosis 2007 January; 13 (1): 41-51.

En la EM se observa con frecuencia atrofia del cuerpo calloso, pero los procesos que producen esta alteración no están determinados aún. Para analizar el inicio y la progresión de la atrofia del cuerpo calloso en estadios iniciales de la EM se realiza un seguimiento con RMN convencional y con espectroscopía del cuerpo calloso de 24 pacientes con un síndrome clínico aislado, durante dos años. En los estudios basales no aparece atrofia en el cuerpo calloso, que sí se encuentra al mes 12, y aumenta en el segundo año. La tasa de atrofia del cuerpo calloso se correlaciona con el cambio en la EDSS durante el seguimiento. En la RMN con espectroscopia encontramos acompañando a la atrofia, especialmente en la región anterior del cuerpo calloso, una normalización de los niveles de colina (marcador de inflamación aguda) y N-acetil-aspartato (marcador de disfunción o pérdida neuronal).

Pattern of hemodynamic impairment in multiple sclerosis: Dynamic susceptibility contrast perfusion MR imaging at 3.0 T

Adhya S, Johnson G, Herbert J, Jaggi H, Babb JS, Grossman RI, Inglese M.
Neuroimage 2006 December; 33 (4): 1029-1035.

Los autores tratan de determinar patrones regionales de perfusión tisular en la sustancia blanca de aspecto normal en pacientes con EM primaria-progresiva, recurrente-remitente y controles sanos, y su correlación con la discapacidad clínica. Se estudian 22 pacientes (11 PS y 11 RR) y 11 controles con RMN de perfusión de contraste dinámico de 3T. Respecto a los controles, el flujo sanguíneo cerebral total (CBF) y el volumen sanguíneo cerebral total (CBV) son significativamente menores en todas las regiones de sustancia blanca de aspecto normal de los pacientes. Los pacientes con formas PP tienen valores de CBF en región periventricular y CBV periventricular y frontal significativamente menores que en la forma RR. La EDSS se correlaciona de forma significativa con el CBF periventricular y el CBV periventricular y frontal. De todo esto se concluye que las anomalías hemodinámicas en la sustancia blanca de aspecto normal tienen relevancia clínica en los pacientes de EM, pudiendo emplearse como herramienta objetiva para medir la actividad de la enfermedad y la eficacia del tratamiento.

Magnetization transfer MRI metrics predict the accumulation of disability 8 years later in patients with multiple sclerosis

Agosta F, Rovaris M, Pagani E, Sormani MP, Comi G, Filippi M.
Brain 2006 October; 129 (Pt 10): 2620-2627.

La relación entre los hallazgos en RMN convencional y la evolución clínica en la EM es débil. La RMN de transferencia de magnetización (MT RMN) puede aportarnos marcadores que nos ayuden a predecir la evolución a largo plazo de la discapacidad en la EM. Se analizan marcadores de MT RMN y su variación a corto plazo, obteniéndose en 73 pacientes imágenes basales y en 12 meses, y realizando un seguimiento clínico durante 8 años. Parámetros basales relacionados con la sustancia gris y otros relacionados con la variación de carga lesional en 12 meses resultaron predoctores independientes del empeoramiento de la discapacidad a los 8 años. Podemos concluir no sólo que la MT RMN resulta una herramienta eficaz para predecir la evolución a largo plazo de la EM, sino que la afectación de la sustancia gris es uno de los factores implicados en el acúmulo de discapacidad en la EM.

Baseline MRI predicts future attacks and disability in clinically isolated syndromes

Tintore M, Rovira A, Río J, Nos C, Grive E, Téllez N, Pelayo R, Comabella M, Sastre-Garriga J, Montalbán X.
Neurology 2006 September 26; 67 (6): 968-972.

Se analiza la relación entre la RMN basal y la conversión a esclerosis múltiple y el desarrollo de discapacidad en pacientes con un síndrome clínico aislado (CIS). Se recogen 156 pacientes consecutivos con un CIS con RMN basal, al año y a los cinco años. Se encuentra correlación entre el número de criterios de Barkhof que se cumplen al inicio de la enfermedad y la conversión a EM y la discapacidad. Además, también aparece entre las lesiones basales en RMN y la discapacidad a los 5 años.

Brain damage as detected by magnetization transfer imaging is less pronounced in benign than in early relapsing multiple sclerosis

De Stefano N, Battaglini M, Stromillo ML, Zipoli V, Bartolozzi ML, Guidi L, Siracusa G, Portaccio E, Giorgio A, Sorbi S, Federico A, Amato MP.
Brain 2006 August; 129: 2008-2016.

En estudios anteriores la transferencia de magnetización ha demostrado ser una herramienta útil para valorar el daño cerebral producido en los cerebros con esclerosis múltiple. Los autores postulan que si la esclerosis múltiple benigna es realmente benigna, la medición de la afectación cerebral difusa deberá ser menor en estos pacientes que en los que tengan una forma de esclerosis múltiple recurrente-remitente en su fase inicial. Se comparan los resultados de RMN convencional y transferencia de magnetización en pacientes con formas benignas (>15 años de evolución) y recurrentes-remitentes (<3 años de evolución) con el mismo grado de discapacidad (EDSS <3), junto con controles sanos. Se mide la transferencia de magnetización en la lesión, en la zona perilesional, en la sustancia blanca de apariencia normal y cortical. En la zona lesional y perilesional, la transferencia de magnetización en pacientes con formas benignas es significativamente menor que en sujetos sanos, pero mayor que en pacientes con formas recurrentes-remitentes. En la corteza y la sustancia blanca de apariencia normal, la transferencia de magnetización es similar en sujetos sanos y en pacientes con formas benignas, estando significativamente disminuida en los pacientes con forma recurrente-remitente. Con estos resultados se puede concluir que el daño tisular cerebral es más leve en las formas benignas de esclerosis múltiple que en formas iniciales de la enfermedad recurrenteremitente. Se demuestra la existencia real de la esclerosis múltiple benigna, y la posibilidad de diferenciarla de otras formas de la enfermedad mediante esta técnica de RMN.

Multifocal visual evoked potential latency analysis: predicting progression to multiple sclerosis

Fraser C, Klistorner A, Graham S, Garrick R, Billson F, Grigg J.
Archives of Neurology 2006 June; 63 (6): 847-850.

Se estudian mediante potenciales evocados visuales multifocales 42 pacientes que han presentado una neuritis óptica. De éstos, 22 presentan un retraso en la latencia del potencial. Después de un año, el 36,4% de los pacientes que presentan una neuritis óptica con retraso en el potencial han desarrollado una esclerosis múltiple según los criterios de McDonald. De los pacientes que no presentaban retraso en la latencia, ninguno cumplió criterios de conversión a esclerosis múltiple en este tiempo. El estudio del potencial evocado visual en pacientes con neuritis óptica puede sernos de utilidad para predecir qué riesgo presentan de evolución a esclerosis múltiple.

Cerebrospinal fluid and serum levels and intrathecal production of active matrix metalloproteinase-9 (MMP-9) as markers of disease activity in patients with multiple sclerosis

Fainardi E, Castellazzi M, Bellini T, Manfrinato MC,Baldi E, Casetta I, Paolino E, Granieri E, Dallocchio F.
Multiple Sclerosis 2006 June; 12 (3): 294-301.

Se analizan los niveles en líquido cefalorraquídeo y suero de la metaloproteinasa 9 activa (MMP9) y del inhibidor tisular de metaloproteinasa tipo 1 (TIMP-1), junto con el índice MMP-9/TIMP-1. Se estudian 61 pacientes con esclerosis múltiple (37 RR, 15 SP, 9 PP), agrupándolos según la evidencia clínica y en RMN de actividad de la enfermedad. Los resultados indican que los niveles de MMP-9 están significativamente más elevados en relación con una mayor actividad de la enfermedad, tanto en suero como en líquido cefalorraquídeo, pudiendo representar un marcador para monitorizar la actividad de la esclerosis múltiple. En particular, el índice MMP-9/TIMP-1 en suero está elevado de forma significativa en pacientes tanto con actividad clínica como con actividad en RMN, siendo muy fácil de determinar, por lo cual resulta un buen indicador del curso de la inflamación en los pacientes de esclerosis múltiple.

Diffusion tensor imaging in the assessment of normal-appearing brain tissue damage in relapsing neuromyelitis optica

Yu CS, Lin FC, Li KC, Jiang TZ, Zhu CZ, Qin W, Sun H, Chan P.
American Journal of Neuroradiology 2006 May; 27 (5): 1009-1015.

En este trabajo se emplea la RMN con tensor de difusión para investigar la presencia de lesión en el tejido cerebral de aspecto normal en los pacientes con neuromielitis óptica recurrente. Se realizan RMN cráneo convencionales y con tensor de difusión en 16 pacientes con neuromielitis óptica recurrente, sin signos visibles de lesión cerebral en RMN, junto con 16 controles sanos. Se encuentran en los resultados una difusión anormal en el tejido cerebral de los pacientes frente a los sujetos sanos, proponiendo como causa la degeneración secundaria a las lesiones en la médula espinal y el nervio óptico.

Evoked potential studies in the antiphospholipid syndrome: differential diagnosis from multiple sclerosis

Paran D, Chapman J, Korczyn AD, Elkayam O, Hilkevich O, Groozman GB, Levartovsky D, Litinsky I, Caspi D, Segev Y, Drory VE.
Annals of the Rheumatic diseases 2006 April; 65: 525-528.

Se analizan los resultados en los potenciales evocados en treinta pacientes con Síndrome Antifosfolípido, y treinta y tres con esclerosis múltiple. Según se concluye, la anormalidad en los potenciales visuales es muy rara en los pacientes con Síndrome Antifosfolípido, al contrario que en aquellos con esclerosis múltiple. Es, asimismo, poco frecuente la coexistencia de más de un potencial evocado alterado en los pacientes con Síndrome Antifosfolípido.

Axonal damage markers in the cerebrospinal fluid of patients with clinically isolated syndrome improve predicting conversion to definite multiple sclerosis

Brettschneider J, Petzold A, Junker A, Tumani H.
Multiple Sclerosis 2006 April; 12 (2): 143-148.

Un episodio clínico aislado constituye la fase inicial de la esclerosis múltiple. En este estudio se intentan detectar marcadores de daño axonal que puedan incrementar la sensibilidad y especificidad de la resonancia magnética para detectar las posibilidades de conversión en esclerosis múltiple tras estos episodios. Se detectan los niveles de Tau y de neurofilamentos en el líquido cefalorraquídeo de 52 pacientes con un episodio clínico aislado, 38 con esclerosis múltiple recurrente remitente y 25 sujetos sanos. Los niveles de ambos se encuentran significativamente elevados en los pacientes con un episodio clínico aislado respecto a los controles. Los niveles de Tau y neurofilamentos se correlacionan con la Expanded Disability Status Scale (EDSS) en los pacientes con un episodio único y en los que tienen una esclerosis múltiple recurrente-remitente. La sensibilidad y la especificidad de la combinación de los dos marcadores como predictor de la conversión a esclerosis múltiple es mayor que la de la RMN por sí sola, siendo los mejores valores los obtenidos de combinar los dos parámetros analíticos y el resultado de la RMN.

Higher sensitivity in the detection of inflammatory brain lesions in patients with clinically isolated syndromes suggestive of multiple sclerosis using high field MRI: an intraindividual comparison of 1.5 T with 3.0 T

Wattjes MP, Lutterbey GG, Harzheim M, Gieseke J, Traber F, Klotz L, Klockgether T, Schild HH.
European Radiology 2006 April 29 (online).

Se realiza un estudio para determinar la distinta sensibilidad para detectar lesiones inflamatorias en pacientes que habían presentado un episodio clínico aislado. Esta sensibilidad es significativamente mayor en la RMN de alto campo (3 Teslas) que en la otra. Esto es especialmente mayor en lesiones infratentoriales, yuxtacorticales o periventriculares.

Multifocal visual evoked potential analysis of inflammatory or demyelinating optic neuritis

Fraser CL, Klistorner A, Graham SL, Garrick R, Billson FA, Grigg JR.
Ophthalmology 2006 February; 113 (2): 323.e1-323e2.

El objetivo del estudio es determinar la sensibilidad de los potenciales evocados visuales multifocales en neuritis óptica desmielinizante o inflamatoria. Se realiza un estudio en pacientes que han sufrido una neuritis óptica, tanto con el diagnostico confirmado de esclerosis múltiple, como neuritis ópticas aisladas. Se estudia el potencial evocado visual multifocal, encontrando alteraciones de la amplitud en casi el total de los pacientes. La latencia del potencial estaba alterada en el 33% de los pacientes con neuritis óptica aislada y el 100% de los que cumplían criterios de EM. En el grupo control no se recogió ninguna alteración del potencial. Según este análisis, el potencial evocado visual multifocal es una herramienta sensible y específica para detectar neuritis óptica. La alteración en la latencia del potencial podría ayudarnos a identificar a aquellos pacientes con un mayor riesgo de desarrollar una esclerosis múltiple.

Early abnormalities of evoked potentials and future disability in patients with multiple sclerosis

Kallmann BA, Fackelmann S, Toyka KV, Rieckmann P, Reiners K.
Multiple sclerosis 2006 February; 12 (1): 58-65.

Los autores realizan una revisión retrospectiva de los resultados de potenciales evocados medidos al inicio, a los cinco años y a los diez, para intentar correlacionarlos con la evolución de la enfermedad. Se analiza la relación con los potenciales evocados visuales, somatosensitivos y motores. Encuentran una correlación entre una mayor discapacidad posterior con resultados alterados en los PESS y los PEM, así como con la combinación de los tres. Una alteración tanto en los PESS como en los PEM es la que mejor se relaciona con la discapacidad importante. Estos resultados, combinados con la RMN y la clínica pueden ayudarnos a identificar aquellos pacientes con mayor riesgo de presentar discapacidad a corto plazo.

The measurement and clinical relevance of brain atrophy in multiple sclerosis.

Bermel RA, Bakshi R.
Lancet Neurology 2006 February; 5 (2): 158-70.

Artículo de revisión que actualiza los conceptos sobre la atrofia cerebral en esclerosis múltiple. Se recorre su origen, los métodos de detección, la importancia clínica y el efecto de los tratamientos actuales sobre su progresión.

Increasing cord atrophy in early relapsing-remitting multiple sclerosis: a 3 year study

Rashid W, Davies GR, Chard DT, Griffin CM, Altmann DR, Gordon R, Thompson AJ, Miller DH.
Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry, 2006 January; 77: 51-55.

Se realiza un estudio de seguimiento durante 3 años en 27 pacientes con esclerosis múltiple recurrenteremitente de reciente diagnóstico (<3 años, media 1,7). Anualmente se realizan mediciones de la médula cervical alta, junto con la evolución clínica mediante Expanded Disability Status Scale (EDSS) y Multiple Sclerosis Functional Composite (MSFC). Se encuentra una progresión significativa en la atrofia medular frente al grupo control, aunque no presenta correlación con la progresión clínica de los pacientes.

Getting the measure of spasticity in multiple sclerosis: the multiple sclerosis Spasticity Scale (MSSS-88)

Hobart JC, Riazi A, Thompson AJ, Styles IM, Ingram W, Vickery PJ, Warner M, Fox PJ, Zajicek JP.
Brain 2006 January; 129: 224-234.

Los autores presentan un nuevo instrumento para cuantificar la espasticidad, basándose en el impacto sobre la calidad de vida del paciente con esclerosis múltiple. Se recogen 88 ítems en ocho subescalas.

Relation of visual function to retinal nerve fiber layer thickness in multiple sclerosis

Fisher JB, Jacobs DA, Markowitz CE, Galetta SL, Volpe NJ, Nano-Schiavi ML, Baier ML, Frohman EM, Winslow H, Frohman TC, Calabresi PA, Maguire MG, Cutter GR, Balcer LJ.
Ophthalmology 2006 January 113 (2): 324-332.

En este estudio se examina el espesor de la capa de fibras nerviosas de la retina como marcador de la pérdida axonal en la esclerosis múltiple. Se mide el espesor de esta capa con tomografía de coherencia óptica y se comparan los resultados obtenidos en sujetos sanos y pacientes de esclerosis múltiple con historia de neuritis óptica y sin ella. Además, se realizan determinaciones de agudeza visual monocular y binocular. Se encuentra un adelgazamiento significativo de la capa de fibras nerviosas de la retina en los pacientes con esclerosis múltiple frente a los controles. Este adelgazamiento es mayor aún en aquellos que han padecido una neuritis óptica. Aparece una correlación entre el déficit visual y el adelgazamiento de las fibras. El adelgazamiento de la capa de fibras en pacientes de esclerosis múltiple que no han padecido una neuritis óptica nos da información acerca de la perdida axonal difusa, independiente de la inflamación aguda. Mediante esta técnica, sería posible monitorizar la evolución de la degeneración axonal, lo que podría ser de utilidad para valorar el efecto neuroprotector de futuros fármacos.

Axonal injury in early multiple sclerosis is irreversible and independent of the short-term disease evolution

Rovaris M, Gambini A, Gallo A, Falini A, Ghezzi A, Benedetti B, Sormani MP, Martinelli V, Comi G, Filippi M.
Neurology 2005 November; 65: 1626-1630.

Los autores siguen durante un periodo de un año a treinta y cinco pacientes con un episodio clínico aislado y criterios de RMN de diseminación en el espacio. Se le realizan mediciones de N-Acetil-aspartato total a los 3 meses y al año. De estos pacientes el 68,5% presentó criterios de RMN de diseminación en el tiempo, cumpliendo criterios de esclerosis múltiple. Se encontró una disminución del NAcetil-Aspartato total en los pacientes tanto al inicio como en el seguimiento, pero no existieron diferencias significativas entre los pacientes que convirtieron a esclerosis múltiple y el resto. Esto señala que el daño axonal es muy precoz en el curso de la enfermedad y que no parece estar relacionado con la evolución a corto plazo de ésta.

Magnetic resonance imaging monitoring of multiple sclerosis lesion evolution

Inglese M, Grossman RI, Filippi M.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 22S-29S.

Revisión sobre la contribución de la RMN convencional y la cuantitativa en el análisis de la evolución de las lesiones en esclerosis múltiple.

Measurement of brain and spinal cord atrophy by magnetic resonance imaging as a tool to monitor multiple sclerosis

Bakshi R, Dandamudi VS, Neema M, De C, Bermel RA.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 30S-45S.

Se revisa la atrofia del tejido cerebral, tanto su origen, las técnicas para cuantificarla, las diferencias entre los diversos fenotipos de esclerosis múltiple y los posibles efectos sobre ella de los tratamientos modificadores de la enfermedad.

Magnetic resonance spectroscopy in the monitoring of multiple sclerosis

Magnetic resonance spectroscopy in the monitoring of multiple sclerosis
Narayana PA
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 46S-57S.

Magnetization transfer imaging in multiple sclerosis
Horsfield MA.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 58S-67S.

Diffusion tensor magnetic resonance imaging in multiple sclerosis
Goldberg-Zimring D, Mewes AU, Maddah M, Warfield SK.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 68S-81S.

Functional magnetic resonance imaging and multiple sclerosis: the evidence for neuronal plasticity
Buckle GJ
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl):82S-93S.

Estos cuatro artículos revisan diversas técnicas emergentes en RMN, su aplicación en esclerosis múltiple y sus posibilidades en el futuro.

Magnetization transfer imaging in multiple sclerosis

Magnetic resonance spectroscopy in the monitoring of multiple sclerosis
Narayana PA
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 46S-57S.

Magnetization transfer imaging in multiple sclerosis
Horsfield MA.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 58S-67S.

Diffusion tensor magnetic resonance imaging in multiple sclerosis
Goldberg-Zimring D, Mewes AU, Maddah M, Warfield SK.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 68S-81S.

Functional magnetic resonance imaging and multiple sclerosis: the evidence for neuronal plasticity
Buckle GJ
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl):82S-93S.

Estos cuatro artículos revisan diversas técnicas emergentes en RMN, su aplicación en esclerosis múltiple y sus posibilidades en el futuro.

Diffusion tensor magnetic resonance imaging in multiple sclerosis

Magnetic resonance spectroscopy in the monitoring of multiple sclerosis
Narayana PA
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 46S-57S.

Magnetization transfer imaging in multiple sclerosis
Horsfield MA.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 58S-67S.

Diffusion tensor magnetic resonance imaging in multiple sclerosis
Goldberg-Zimring D, Mewes AU, Maddah M, Warfield SK.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 68S-81S.

Functional magnetic resonance imaging and multiple sclerosis: the evidence for neuronal plasticity
Buckle GJ
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl):82S-93S.

Estos cuatro artículos revisan diversas técnicas emergentes en RMN, su aplicación en esclerosis múltiple y sus posibilidades en el futuro.

Functional magnetic resonance imaging and multiple sclerosis: the evidence for neuronal plasticity

Magnetic resonance spectroscopy in the monitoring of multiple sclerosis
Narayana PA
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 46S-57S.

Magnetization transfer imaging in multiple sclerosis
Horsfield MA.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 58S-67S.

Diffusion tensor magnetic resonance imaging in multiple sclerosis
Goldberg-Zimring D, Mewes AU, Maddah M, Warfield SK.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 68S-81S.

Functional magnetic resonance imaging and multiple sclerosis: the evidence for neuronal plasticity
Buckle GJ
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl):82S-93S.

Estos cuatro artículos revisan diversas técnicas emergentes en RMN, su aplicación en esclerosis múltiple y sus posibilidades en el futuro.

Spinal cord imaging in multiple sclerosis

Tench CR, Morgan PS, Jaspan T, Auer DP, Constantinescu CS.
Journal of Neuroimaging 2005 October; 15 (4 Suppl): 94S-102S.

Revisión de la aplicación de la RMN al estudio de la médula espinal, especialmente a nivel cervical, tanto como herramienta para el diagnóstico como aplicando técnicas de alta resolución para estudiar la atrofia medular, como marcador de neurodegeneración.

Relationship between inflammatory lesions and cerebral atrophy in multiple sclerosis

Richert ND, Howard T, Frank JA, Stone R, Ostuni J, Ohayon J, Bash C, McFarland HF.
Neurology 2006 February; 66 (4): 551-556.

En este estudio se analiza la relación en el tiempo entre inflamación y atrofia cerebral en pacientes con esclerosis múltiple recurrente-remitente. Se realizan de forma mensual RMN con gadolinio y medición del volumen cerebral, durante una media de 4 años. Se observa que la atrofia cerebral va en paralelo a la carga acumulada de lesiones con captación de contraste.

CSF nitric oxide metabolites are associated with activity and progression of multiple sclerosis

Rejdak K, Eikelenboom MJ, Petzold A, Thompson EJ, Stelmasiak Z, Lazeron RHC, Barkhof F, Polman CH, Uitdehaag BMJ, Giovannoni G.
Neurology 2004 October; 63; 1439-1445.

En este artículo se presenta un estudio con dos fases, una transversal y otra de seguimiento. En la primera se estudian los niveles de metabolitos del óxido nítrico en LCR de pacientes con esclerosis múltiple (EM) en fase de recurrencias, en fase secundariamente progresiva y en pacientes con forma primaria progresiva, así como en controles sanos. Se halla que estos niveles están incrementados en pacientes con EM respecto a los controles, siendo este aumento más marcado en aquellos pacientes con menor discapacidad. Se encuentra una correlación con el volumen de captación de gadolinio en la RM. Se comprobó que los pacientes con mayor progresión de discapacidad presentaban niveles iniciales altos de estas sustancias y se correlacionaron los niveles basales elevados con el aumento de la carga lesional en T2.

Evidence of elevated glutamate in multiple sclerosis using magnetic resonance spectroscopy at 3 T

Srinivasan R, Sailasuta N, Hurd R, Nelson S, Pelletier D.
Brain 2005 March 9; 128 (5): 1016-1025

Existen datos histopatológicos, en esclerosis múltiple (EM) y en modelos animales, de que la alteración del metabolismo del glutamato se relaciona con el daño axonal en lesiones activas. Mediante una técnica de espectroscopia por RMN de 3 T, se estudian los niveles de glutamato en vivo, encontrando que están elevados en lesiones agudas y sustancia blanca de aspecto normal, respecto a sujetos sanos. No se encuentra esta elevación en lesiones crónicas, en las cuales el nivel de N-acetilaspartato es significa-tivamente menor que en las otras dos zonas. Estos resultados demuestran en vivo la alteración del metabolismo del glutamato en pacientes de EM, incluso en sustancia blanca de aspecto normal.

Intrathecal synthesis of oligoclonal IgM against myelin lipids predicts an aggressive disease course in MS

Villar LM, Sadaba MC, Roldán E, Masjuan J, González-Porque P, Villarrubia N, Espino M, García-Trujillo JA, Bootello A, Álvarez-Cermeno JC.
Journal of Clinical Investigation 2005 January; 115 (1): 187-194.

La presencia de bandas oligoclonales IgM en LCR es un marcador pronóstico desfavorable en la esclerosis múltiple (EM). Se realiza un estudio para tratar de identificar la subpoblación de células B que produce bandas oligoclonales en LCR. Un número importante de estas células producen anticuerpos contra lípidos de la mielina. En los pacientes con bandas oli-goclonales IgM contra estos lípidos, durante el seguimiento se observa mayor número de brotes y mayor incremento de la discapacidad. Por tanto, los anticuerpos IgM contra lípidos de la mielina son un factor pronóstico importante de curso agresivo en la EM.

Quantification of Uhthoff's phenomenon in multiple sclerosis: a magnetic stimulation study

Humm AM, Beer S, Kool J, Magistris MR, Kesselring J, Rosler KM.
Clinical Neurophysiology 2004 November; 115 (11): 2493-2501.

Empleando potenciales evocados motores, se comprueba que los pacientes con más vulnerabilidad a los cambios de temperatura (fenómeno de Uhthoff) son aquellos que presentan un tiempo central de conducción motora prolongado.



Último número

Revista Esclerosis Descargar pdf